Sociedad

JUVENTUD

Los jóvenes tutelados se emancipan al cumplir 18 años

Aldeas Infantiles denuncia que lo hacen once años antes de la media en España

Los jóvenes tutelados se emancipan al cumplir 18 años
Los jóvenes tutelados se emancipan al cumplir 18 años
A.I.

MADRID.- Los jóvenes tutelados se ven obligados a emanciparse 11 años antes que sus iguales, según denuncia Aldeas Infantiles SOS que alerta sobre la difícil situación a la que se enfrentan los jóvenes que han crecido privados del cuidado parental al cumplir los 18 años, en marco del Día de la Juventud, que se celebra cada 12 de agosto.

Así, la oenegé subraya que la mayoría de edad supone el cese del acogimiento y hace que estos jóvenes tengan que enfrentarse a un proceso de transición a la vida adulta muy diferente al del resto de sus iguales, obligándoles a emanciparse once años antes que la media, que en España se sitúa en torno a los 29 años.

La oenegé añade que en España casi 50.000 niños, niñas y adolescentes viven bajo una medida de protección, ya sea de acogimiento residencial o familiar y precisa que de los que se encuentran en acogimiento residencial, un 60% son chicos y chicas de entre 15 y 17 años, frente al 20% de ese rango de edad que crecen en acogimiento familiar.

Con motivo del Día de la Juventud, Aldeas Infantiles SOS recuerda que el proceso de dejar atrás el acogimiento es muy importante tanto para los jóvenes como para los profesionales responsables de su cuidado, y que debe reflejar la eficacia de la inversión del Estado y la capacidad de los profesionales, tal y como marcan las Directrices de las Naciones Unidas sobre las Modalidades Alternativas del Cuidado de los Niños.

Además, Naciones Unidas, en su recientemente aprobada resolución sobre la protección de los niños privados del cuidado parental, también subraya la importancia de asegurar que los adolescentes y jóvenes que salen del sistema de protección reciban un apoyo apropiado para preparar la transición a la vida independiente, incluida la ayuda para obtener acceso al empleo, a la educación, a la capacitación, a la vivienda, al apoyo psicológico o a los servicios sociales.

"Sin embargo, lo habitual es que los jóvenes que viven bajo el amparo del sistema de protección tengan que enfrentarse a una transición breve y acelerada a la etapa adulta al cumplir la mayoría de edad, lo que los sitúa en una clara desventaja respecto al resto de jóvenes y contribuye a su distanciamiento del sistema educativo y del mercado laboral, convirtiéndolos en uno de los grupos más vulnerables de la sociedad", ha explicado el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig.

"Sin formación adecuada, sin redes familiares que les sirvan de apoyo para continuar sus estudios y sin ayudas sociales durante esa transición a la vida adulta, difícilmente podrán integrarse con éxito en la sociedad", lamenta.

Aldeas Infantiles cifra en 4.835 los jóvenes que en el último año cumplieron la mayoría de edad y tuvieron que hacer frente a la salida del sistema de protección en España.

Etiquetas