Sociedad

OJO AVIZOR

Itziar Miranda. Una actriz y escritora que cuenta el papel de la mujer en la historia

Criada en Sabiñánigo y Estadilla, es embajadora del Festival Internacional de Música ‘Tocando el Cielo’ de Panticosa, donde tiene una casa, y coautora de una colección de cuento infantil

Itziar Miranda. Una actriz y escritora que cuenta el papel de la mujer en la historia
Itziar Miranda. Una actriz y escritora que cuenta el papel de la mujer en la historia
P.S.

La actriz y escritora Itziar Miranda, conocida principalmente por su papel de Manuela Sanabria en la seria de televisión "Amar es para siempre", y por su colección de cuentos sobre mujeres que se edita como "Colección Miranda", es una enamorada del Pirineo. No en vano es embajadora del Festival Internacional de Música "Tocando el Cielo" que en julio la Fundación García Esteban organiza en el balneario de Panticosa con prestigiosos músicos.

En la edición de este año, el pasado julio, Itziar Miranda y su marido Nacho Rubio estuvieron en el certamen. "Creo que este es un Festival muy necesario porque acerca la música clásica a todo el público. Se celebra en un entorno inmejorable, el balneario de Panticosa, rodeado de sus tresmiles, en un lugar de ensueño que es pura magia. Puedes hacer tus pequeñas excursiones mientras te encuentras con un cuarteto de cuerda tocando ahí, es una delicia. Los aragoneses somos muy creativos, muy artistas, muy sensibles, y tenemos mucha fortaleza y fuerza, y ese festival al final nos define muchísimo".

Itziar Miranda dio sus primeros pasos en la Comarca del Alto Gallego. Nació en Zaragoza porque su madre fue allí para estar cerca de la suya cuando le tocaba dar a luz. "En aquel momento mi padre era médico en Sabiñánigo, y a los pocos días de nacer yo, mi madre cogió el canfranero y subimos a Sabiñánigo. Aquí vivimos un tiempo, luego en otros sitios y acabé en Estadilla hasta los 17 años, que es cuando me fui a Madrid". Dice que se considera de la provincia de Huesca. "Cuando fuimos a vivir a Estadilla, estuve más en el valle de Benasque, pero ya de adulta, he vuelto más a Panticosa, tenemos ahí casa y es el pueblo de mis hijas. Ellas son madrileñas, pero dicen que su pueblo es Panticosa, así que, para mí, Huesca es mi tierra y Panticosa ahora mismo es familia".

Tiene una agenda muy apretada, cerrada hasta el 2022, tanto como actriz como con el tema editorial porque la Colección Miranda de cuentos se está vendiendo a nivel mundial. "Este año fuimos invitados en la Feria de Guadalajara, en México, la feria del libro más importante del mundo, y ahí estuvo la Colección Miranda como una de las grandes invitadas. También teníamos previsto viajar a la feria del libro de Buenos Aires, pero no pudo ser porque fue en mayo y la Covid lo impidió".

Explica que estos cuentos que escribe con su hermano Jorge "están funcionando muy bien. Dentro de poco vamos a sacar el último cuento de Miranda, hasta el momento, pero seguirá, ya llevamos 15 cuentos, 15 biografías sobre las grandes mujeres olvidadas en la historia. Están traducidas a muchos idiomas, también al rumano, ruso, ucraniano, y se venden en toda Latinoamérica, EE. UU., estamos supercontentos. Además, vamos a empezar una nueva colección que saldrá para mayo del año que viene". En la promoción de la colección tampoco olvida su tierra. "La campaña de colegios la suelo hacer toda en Aragón, de todas las fechas que tengo, más del 80 por ciento las intento hacer en Aragón", indica.

En su faceta de actriz, en la sobremesa, de lunes a viernes, se cuela en los hogares a través de la pequeña pantalla para ser Manolita Sanabria, desde hace más de quince años, en "Amar es para Siempre" con más de 2.000 capítulos emitidos. "Además de una carrera sólida, este papel me ha dado muchas cosas, como poder explorar muchísimo a nivel emocional. Ella nace en 1920 y debe luchar contra todo el sistema patriarcal, la guerra, la posguerra,... Tiene un arco grandísimo que me ha permitido jugar mucho y conocer a nuestras madres y abuelas, que fueron unas luchadoras. Es necesario seguir el camino que ellas empezaron y no conformarse con lo conseguido".

El año pasado Itziar Miranda participó en el 47 Festival Internacional de Cine de Huesca donde protagonizó una "Velada de Arte Violeta" en la que ha habló sobre su trayectoria, reivindicó el feminismo y recibió el cariño de los oscenses. Allí dijo que después de tantos años interpretando a Manolita, "sigue siendo un reto meterse en su piel gracias a los guionistas. Ellos realizan unos personajes femeninos profundos e interesantes, puesto que uno de los objetivos de la serie es contar la historia de España a través de las mujeres que la vivieron".

Comentaba hace unos días a este diario que las grabaciones de "Amar es para Siempre" las realizan bajo estrictas medidas de seguridad. "Ni los músicos, ni los actores, podemos ir con mascarilla, entonces tenemos que ser muy rigurosos con los test, asegurarnos realmente de que somos negativos y llevar una vida bastante monacal".

Reconoce que va de casa al trabajo y del trabajo a casa. "No estoy teniendo reuniones con amigos, veo a mi familia con mascarilla y a distancia, me parece que hay que ser muy responsables. Estamos en un momento en el que el virus sigue ahí y si queremos realmente levantar la economía, levantar el país y que la vida continúe, hay que ser muy responsables. Nosotros en la serie tenemos un protocolo muy estricto y duro, pero muy necesario. Pese hacerme los test cada semana, PCR y serológico, nos miran la fiebre cada día, desinfectan, y en los estudios no podemos estar en algunos sitios con nuestra ropa".

No hace mucho, también la pudimos ver en la serie "El Último Show" protagonizada por Marianico el Corto donde Itziar Miranda tenía el papel de su hija. "Trabajar en El Último Show ha sido una delicia. Para mí fue realmente cumplir un sueño, y luego, ha tenido un éxito brutal en HBO que la compró y se está viendo a nivel nacional e incluso internacional. Estamos todos felices con el éxito que está teniendo y por cómo lo local y algo tan nuestro, se convierte en algo universal".

Asegura que le "enorgullece" haber trabajado en la primera serie de Aragón Televisión, "porque como yo digo, soy nacida en Zaragoza, criada en Huesca y casada con un turolense, no me puedo sentir más aragonesa, es imposible, y llevo toda mi vida viviendo en Madrid, pero da igual, a mí Aragón me tiene muy atrapada".

En cuanto al sector cultural dice que este venía arrastrando la crisis de 2008, "y de repente aparece esta crisis sanitaria en la que ha sido tan importante la cultura durante el confinamiento, al final la cultura es lo que vertebra a un país. Decían los grandes filósofos que en épocas de crisis, en grandes pandemias, a los enfermos los curan los médicos y a los sanos los cura la cultura, y es verdad". Incide en que en el confinamiento "a nosotros nos ha salvado los libros, la televisión, el cine, la música, es lo que hemos hecho durante este tiempo en nuestras casas, consumir cultura, y aun así, la mayoría de nuestro sector vive de una manera muy precaria. Las ayudas han sido muy escasas, los teatros no se pueden mantener con el aforo ahora permitido".

La actriz argumenta que la crisis sanitaria que estamos viviendo en estos momentos, "nos afecta a todos, afecta al turismo, este país, nuestro país, vive del turismo, los artistas vivimos mucho de ese turismo, los festivales del verano viven del turismo, los teatros en Madrid se llenan en verano por los turistas, así que a todos nos está afectando esta situación. Todos los sectores vamos a necesitar una buena inyección y unas buenas ayudas para que podamos vivir todos de una manera digna. Ahora mismo hay gente que no está viviendo de manera digna".

Etiquetas