Sociedad

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Garzón ve un "síntoma peligroso" el movimiento antivacunas

El ministro defiende que la ciencia no da verdades absolutas, pero sí las mejores explicaciones

La industria prueba en humanos 10 vacunas
La industria prueba en humanos 10 vacunas
S.E.

MADRID.- El ministro de Consumo, Alberto Garzón, defiende que el movimiento antivacunas no es "cuantitativamente" un problema en la sociedad, pero que "cualitativamente" es un "síntoma peligroso". "La ciencia no nos da verdades absolutas pero sí las mejores explicaciones. Sin la ciencia estamos ciegos. Sin la ciencia retrocederemos siglos", comenta en redes sociales.

En este sentido, vincula la "ola política reaccionaria" de los últimos años con "un relato anticiencia".

"Desde Trump y el primo de Rajoy sobre el cambio climático hasta los Cayetanos y las mascarillas hay indicios de crecientes y peligrosos movimientos anticiencia. Eso no significa que la supersitición sea una cosa de derechas. La tradición de la izquierda peca muchas veces de "funcionalismo" y tiende a ver conspiraciones muy rápidamente también. En este sentido la ciencia y la investigación científica va más allá de las ideologías", dice.

Citando datos del Wellcome Global Monitor en 2011, el ministro señala que en España más del 70 por ciento de los ciudadanos está "muy de acuerdo" con que las vacunas son importantes para los niños.

"El contraste con Francia, con apenas un 50 por ciento, es notable. Eso sí, se intuyen bolsas importantes de escepticismo que deberían preocuparnos", apunta.

Según Garzón, "algo similar" ocurre con la idea de que las vacunas son efectivas. "Más del 60 por ciento de la población española está "muy de acuerdo" con la afirmación. En Francia es un 30 por ciento. En esta pregunta el escepticismo crece respecto a la anterior", indica. Sobre la seguridad de las vacunas, "de nuevo demasiado escepticismo pero con datos de confianza muy altos en España (más del 60 por ciento está "muy de acuerdo") respecto a otros países desarrollados", añade.

"En general, si incluimos a todos los países en la fotografía sobre la "seguridad" de las vacunas, vemos que hay mucha heterogeneidad entre las poblaciones. Una de las causas es el vínculo que existe entre confianza en Gobierno (o instituciones) y confianza en la ciencia (o expertos en general). Parece que a mayor desconfianza en el gobierno, mayor desconfianza en la ciencia (o en las vacunas seguras)", argumenta Garzón.

Etiquetas