Sociedad

LA ENTREBISYA

Miguel Mainar: "Algunos somos puramente vida con otras vidas que luchan"

El artista afincado en Ipiés dice que durante el confinamiento ha trabajado mucho, ha reflexionado "y he alucinado un poco"

Miguel Mainar: "Algunos somos puramente vida con otras vidas que luchan"
Miguel Mainar: "Algunos somos puramente vida con otras vidas que luchan"
S.E.

SABIÑÁNIGO.- "El confinamiento ha sido para mí un retiro de meditación, que siempre lo tengo, pero de una manera especial, he trabajado bastante y sigo trabajando".

Miguel Mainar, artista afincado en Ipiés (Sabiñánigo), dice que por fortuna vivió el confinamiento por la pandemia, en un lugar privilegiado. "De golpe nos encontramos en una situación anormal. Había algo anímico y moral que transcendía un poco a los niveles interiores". Dice que ha trabajado mucho, ha reflexionado "y he alucinado un poco, porque seguimos siendo las mismas personas que ya sufrían pandemias en la Edad Media. De repente, también aparecen iluminados que dan recetas al mundo y yo estaba un poco perplejo porque se desataban los instintos más sublimes de ayuda, de dolor hacia las personas que se iban, y al mismo tiempo había todo una charlatanería, algo muy curioso".

Mainar argumenta que en el fondo "seguimos siendo los mismos humanos de siempre, con nuestros problemas. Pensábamos que éramos intocables y nos hemos dado cuenta que algunos somos frágiles como el origen, somos puramente vida con otras vidas que luchan".

En febrero inauguró una exposición en la Uned de Barbastro con obras que había donado a esta institución, pero el confinamiento la paralizó, y en este tiempo ha ido trabajando en proyectos que tenía pendientes. "He hecho cosas en un formato más pequeño, pero intensamente con el proceso de evolución en el que constantemente estoy trabajando, y ahora tocando también el volumen, es pintura volumen en papel, y trabajando en libros únicos para donarlos a la Biblioteca Nacional. Ya tengo uno terminado, El Hombre Desnudo". Son libros, explica, con ilustraciones, "una elaboración muy personal, esto me da mucho placer y estoy muy metido en ello. Ahora me dedico a la creación pero más individual".

Además, está organizando el material que ha elaborado estos años en cuanto a imágenes y videos para donarlo a la Filmoteca de Zaragoza. Este legado, al igual que la obra que tiene, "y que considero que merece la pena", dice que le gustaría "que fuera acogida por algunos lugares, y también estoy en ese proceso. Trabajo en la pintura, en los videos, en los libros, a un ritmo personal". Además, prepara obra para una exposición colectiva con 50 artistas que verá la luz en diciembre.

Miguel Mainar nació en Zaragoza, donde estudió en la Escuela de Artes y Oficios y en 1974 viajó a París, donde se diplomó en Pintura y Dibujo. Después estuvo varios años en Argelia, y desde 1987 vive en Ipiés. En Sabiñánigo enseña pintura y dibujo a los socios de Rol d´Arte, pero las clases también se vieron interrumpidas por la pandemia, "veremos si podemos retomarlas el próximo curso".

Miguel Mainar se encuentra "de maravilla" en Ipiés. "Aquí haces del tiempo el espacio tuyo que quieres, no estamos aislados". Apuesta por las libertades y es amigo de sus amigos.

Etiquetas