Sociedad

LA ENTREVISTA

Dominique y Joaquín Leyva: "Es una metáfora que explora las emociones del paso del tiempo"

Juntos firman el proyecto "Los diálogos de la Casa Ponz" en el Festival BFoto de Barbastro

Dominique y Joaquín Leyva: "Es una metáfora que explora las emociones del paso del tiempo"
Dominique y Joaquín Leyva: "Es una metáfora que explora las emociones del paso del tiempo"
P.P.

HUESCA.- La Casa Ponz da para más de un diálogo. Al llevado al cine en el corto Solo, se suma el visual y literario que proponen Dominique y Joaquín Leyva, fotógrafo y escritor, padre e hijo, que participan con Los diálogos de la Casa Ponz en el apartado de exposiciones de la edición del Festival BFoto, que se celebra hasta el 23 de agosto en Barbastro, y que puede visitarse en la Librería Ibor hasta el 20 de septiembre.

El proyecto "aúna dos lenguajes, el visual y el literario, una narrativa tanto fotográfica como filosófica", explica Dominique. 18 imágenes en color, de 20x30, hechas con móvil, y mismo número de textos -en castellano e inglés- que conforman la parte literaria, "diálogos basados en la filosofía clásica".

Imagen y texto para documentar el interior de Casa Ponz, que dan como resultado un recorrido, que los Leyva utilizan "como metáfora para ir explorando sensaciones y emociones de cómo pasa el tiempo, las huellas físicas, psíquicas y emocionales que vamos dejando las personas. Un documento que explora la subjetividad de nuestra existencia universal", añade el fotógrafo, quien señala que llegó a la casa por casualidad, "al enterarnos de que se vendía" y que cuando entró -con la intención de preguntar por un perchero antiguo-, los elementos visuales que encontró le llamaron la atención.

Pepe Ponz, último habitante de la casa, le enseñó todo el edificio, y Dominique le pidió permiso para hacer las fotografías. Durante el confinamiento, Joaquín recibió las fotos y el pedido de su padre para que escribiera algo. Sin haber estado en la casa, Joaquín imaginó conversaciones, -sin continuidad- entre "dos personas que hubieran vivido en esa casa durante tiempo y significa mucho para ellas", que expresaran lo que les hace sentir el volver a un sitio que recordaban alegre y ahora es melancólico.

Para Dominique, uno de los aspectos de mayor valor de cada obra es que "los textos llevan las imágenes a otro nivel, no describen sino que cogen la imagen y la llevan a otro plano". Un diálogo que, según el fotógrafo, encaja perfecto con el lema del BFoto, "La vida iba en serio" por el hecho de que el confinamiento y la pandemia ha colocado "a todos en una situación universal, pero que cada uno tenía que manejar y reconducir por sus propios medios".

Etiquetas