Sociedad

CASO POLICIAL

Demostrar quién es el asesino, sin pruebas y 20 años después

Rafael Alberto Burgos mato a su exnovia y huyó a Nueva York

Demostrar quién es el asesino, sin pruebas y 20 años después
Demostrar quién es el asesino, sin pruebas y 20 años después
S.E.

MADRID.- Si hubieran pasado tres meses más, nadie habría podido juzgar a Rafael por matar a su exnovia en Barcelona en 1997. Pero tras casi 20 años huido en Nueva York, fue multado por orinar en la calle poco antes de que la Policía reactivara su búsqueda... Pero faltaba los más complicado: demostrar su culpa sin pruebas.

Los policías que llevaron el caso hace veinte años no tenían los medios de hoy, pero se afanaron y concluyeron que el asesino de Nidia Rodríguez Sánchez el 5 de octubre de 1997 tenía que ser Rafael Alberto Burgos, que había sido su pareja y que huyó a Estados Unidos al día siguiente de la desaparición de la mujer, de origen colombiano, de 31 años y madre de una niña y un niño. Sus informes y notas de campo sirvieron dos décadas después para cerrar el puzzle y condenarle a 22 años por asesinato tras su localización en Nueva York en 2017, justo cuando el delito iba a prescribir.

Todo ello "a pesar de que no había pruebas", según recuerda a Efe el subinspector Ángel de la Policía Nacional, que cuando se encargó del caso en 2018 propuso al juez un trabajo conjunto entre la Policía y la Fiscalía para asegurar las pesquisas. Así se trazó una minuciosa investigación "inversa" que transformó datos subjetivos en objetivos y convenció al tribunal.

"Se ha probado que el acusado, con el propósito de aumentar el dolor físico y psíquico de Nidia, le causó gran número de lesiones, alguna especialmente dolorosa e innecesaria para producir la muerte, en particular la lesión en la órbita ocular", reza la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de julio de 2019 que le condenó a 22 años de cárcel.

Etiquetas