Sociedad

VOLUNTARIADO

María Alastuey Jarne: "Los usuarios afrontan sus dificultades y vida anterior y eso te hace pensar"

Ayuda a Cruz Blanca desde hace año y medio y ahora está volcada contra la covid

María Alastuey Jarne: "Los usuarios afrontan sus dificultades y vida anterior y eso te hace pensar"
María Alastuey Jarne: "Los usuarios afrontan sus dificultades y vida anterior y eso te hace pensar"
S.E.

¿Qué le llevó a ser voluntaria?

-Conocer la labor de Cruz Blanca. Había oído de ella, pero hace año y medio hice un curso con ellos en la Casa Familiar por el paro y, al verlos y conocer que necesitaban manos, entré.

¿Por qué motivo escogió esta entidad?

-Los usuarios, porque son gente que no esconden lo que son, lo que tienen, no buscan dar lástima. Afrontan sus dificultades y vida interior, y eso te hace pensar. Hay mucha gente que lo negaría, pero ellos lo afrontan. Te cuentan sus vidas y es como dar una lección, con sus equivocaciones.

¿Cómo ha cambiado su labor con la pandemia?

-Mucho. Antes te necesitaban para unas facetas y ahora ha cambiado. En la Casa Familiar están recluidos, solo te necesitan para cosas exteriores, y ahora se ayuda a gente a hacerle y llevarle la compra, llevar medicamentos a los mayores y personas de grupos de riesgo. Ellos son quienes nos necesitan ahora. Había que echarles una mano como fuera y les llevamos lo que necesitan y cuando lo necesitan. Esto me ha llenado mucho. A los mayores se les ve muy agradecidos. Te cuentan sus cosas, se preocupan por ti e incluso te quieren dar una propina para un café, que nunca se acepta pero se agradece.

¿Qué le reporta esta labor?

-Soy madre, me casé y me fui pronto de casa, pero esto llena hasta un punto que no sabía ni que existía. Es una parte importante, es como si ahora estuviera completa. Todos somos voluntarios en parte, ¿quién no ha ayudado alguna vez a vecinos o a mayores?.

¿Por qué animaría a otras personas a ser voluntarias?

-Para llenar ese vacío, ese hueco, que no sabes ni que tienes. Todos estamos muy ocupados, pero las terrazas y los Cosos están llenos. Ese tiempo que tenemos y que ni sabemos que lo tenemos podemos dedicarlo a otras personas y es mucho. Un granito no hace nada, pero muchos hacen un montón.

Etiquetas