Sociedad

DOMINGO - TU FARMACÉUTICO TE INFORMA

La fiebre del Nilo Occidental

Es esencial controlar los mosquitos y la exposición a ellos porque actúan como portadores

La fiebre del Nilo Occidental
La fiebre del Nilo Occidental
pxhere.com

Durante la segunda semana del mes de agosto, hemos conocido la aparición de una serie de casos de meningoencefalitis (inflamación cerebral y de las meninges) en determinadas regiones de Andalucía. Algunos de ellos han requerido hospitalización y se han confirmado por parte de las autoridades sanitarias como fiebre del Nilo.

¿QUÉ ES LA FIEBRE DEL NILO OCCIDENTAL?

La fiebre del Nilo Occidental es una enfermedad causada por el virus del Nilo Occidental y relacionada con los virus causantes de la encefalitis de St. Louis, la encefalitis japonesa y la fiebre amarilla. Este virus afecta fundamentalmente a pájaros, pero también es transmisible a caballos y a humanos, y en menor medida a otros mamíferos. La mayor parte de individuos afectados presenta pocos signos clínicos, pero algunos desarrollan una enfermedad neurológica grave que puede ser fatal.

El virus del Nilo Occidental tiene una gama sumamente amplia de hospedadores. Se replica en las aves, reptiles, anfibios, mamíferos, mosquitos y garrapatas.

TRANSMISIÓN Y PROPAGACIÓN

Las aves son el reservorio del virus. Cuando un mosquito pica un ave infectada, adquiere a su vez la infección y el virus ingerido a través de la sangre. Los mosquitos actúan entonces como portadores (vectores) propagando el virus de un ave a otra o a otros animales. Entonces se instala un ciclo de circulación del virus en las aves por medio de los mosquitos que se va amplificando. Algunas especies de aves son más sensibles que otras como es el caso de los cuervos (Corvidae). La muerte de los cuervos puede alertar de la presencia de la fiebre del Nilo Occidental, siendo controlado por los programas de vigilancia de dicha enfermedad.

La transmisión de la infección a otros animales es accesoria al ciclo de las aves, ya que la mayor parte de mamíferos no desarrolla suficientes virus en la sangre para propagar la enfermedad.

RIESGO EN SALUD PUBLICA

La fiebre del Nilo Occidental es una zoonosis (una enfermedad animal que afecta al hombre). El ser humano es sensible a la enfermedad, pero la mayoría de veces sin síntomas. Es una enfermedad de declaración obligatoria.

SIGNOS CLÍNICOS

Entorno al 80 % de las personas infectadas no desarrollan síntomas, y en el resto la enfermedad cursa como una gripe, vómitos, diarrea o erupciones cutáneas. En menos del 1% la enfermedad puede ser grave, convulsiones sordera, pérdida de visión, encefalitis, meningitis, parálisis o coma, requiriendo atención hospitalaria. En casos más graves podría producirse la muerte.

DIAGNÓSTICO

Los síntomas clínicos antes descritos son un indicio de la fiebre del Nilo Occidental. El diagnostico se confirma mediante la detección de los anticuerpos en la sangre de los animales o de las personas infectadas.

PREVENCIÓN Y CONTROL

La fiebre del Nilo Occidental es una enfermedad inscrita en la lista OIE (Organización Mundial de Salud Animal) y cuya declaración es obligatoria para los países miembros.

Para prevenir la propagación de la enfermedad es esencial controlar la población de mosquitos, evitar la exposición sobretodo en el crepúsculo y al alba que es cuando son más activos, utilizar pantallas y repelentes contra insectos y limitar los lugares de reproducción de mosquitos.

Los programas de vigilancia de las aves salvajes o de las aves centinela permiten a las autoridades competentes tomar las medidas apropiadas para proteger a los animales y al hombre. Como es el caso de las aves de la familia de los cuervos que sirven de referencia para realizar pruebas de detección en caso de notificación de muertes.

MÓNICA FRANCO CEREZO

Vocal Oficina de Farmacia

Etiquetas