Sociedad

ANIVERSARIO

Segundo Talón cumple 100 años con su familia y sin dejar de salir al café

Nacido en Olsón, se casó en Castejón de Sobrarbe, vivió en Barbastro y ahora, en Huesca, rodeado de hijos, nietos y bisnietos

Segundo Talón cumple 100 años con su familia y sin dejar de salir al café
Segundo Talón cumple 100 años con su familia y sin dejar de salir al café
A.U.

HUESCA.- Segundo Talón Bellosta, natural de Olsón y residente en Huesca, cumplió este domingo 100 años rodeado de su familia. Goza de un excelente estado de salud y, como cada día, este lunes saldrá a tomarse su café diario mientras lee el periódico, por lo que se va a llevar la sorpresa de encontrarse en estas páginas. Inicia ya su nueva centuria con una vida sosegada pero activa, mientras sigue disfrutando de sus tres hijos, sus nietos y ve crecer a sus bisnietos Mario, Lucía, Ixeia, Miguel y Lorién.

Hijo de Ramón y Carmen, Segundo Talón nació el 30 de agosto de 1920 en la localidad sobrarbense de Olsón, y es el cuatro de seis hermanos: Felicitas, Ramón, José, Segundo, Manuel y Carmen. Y no es el único centenario. La mayor, Felicitas, también vive con 107 años en la capital oscense.

No se sabe cuál es el secreto de la longevidad pero en este caso no es haber trabajado poco. Con 11 años, salió de casa a servir a pueblos cercanos como Escanilla, donde hizo la Primera Comunión mientras estaba allí trabajando. Fue escolano en la iglesia de Olsón, conocida como la Catedral de Sobrarbe.

Por supuesto, no se libró de la Guerra Civil y la primera noche que pasó en una trinchera fue la del 10 de diciembre de 1938 en Barracas (Valencia). Un recuerdo que no se le olvidará porque coincidía con la fiesta de Olsón, Santa Eulalia. De hecho, hace pocos días aún le recitaba a su nieta la copla de los santos de su pueblo: San Benito está en un alto/ San Joaquín en Mondot/ La Madalena en Javierre/ y Santa Eulalia en Olsón. Completó el servicio militar durante seis años en infantería de marina con el rango de Cabo, primero en Valencia y después en Cartagena y El Ferrol.

Se casó el 15 de enero de 1947 en Castejón de Sobrarbe con Victorina Escapa Salinas, de casa Lorenza. Allí nacieron sus tres hijos: Anamari, José Antonio y Miguel Ángel. Como tantas otras familias de la zona, a principios de los años 70 tuvo que "emigrar", dejar su tierra, y trasladarse a Barbastro, tras una corta estancia inicial en una granja de Binéfar. Su familia fue creciendo mientras estaban en la ciudad del Vero y ahí fueron abuelos. Nacieron sus cinco nietos: Andrés, Pablo, Ana, Isaac y Lidia.

Tras su jubilación, se dedicó al huerto y podó muchos olivos y almendros de vecinos de Barbastro, hasta que en 1996 se trasladaron a vivir a Huesca. Una vez en la capital, ya ha llevado una vida tranquila, con sus juegos en el club del jubilado y sus paseos con Victorina, con quien llegó a celebrar 60 años de casados.

Las Bodas de Oro las celebraron en 1997 con una gran fiesta en la Iglesia de Castejón de Sobrarbe, donde se casaron por primera vez. Ahí renovaron su compromiso y diez años después, en 2007, celebraron los 60 años. En 2008, se quedó viudo. Ahora, mantiene su vida tranquila con su salida diaria y vive con su hijo Miguel Ángel.

"Toda una vida de trabajo y tesón ya se merece una gran recompensa y sus tres hijos que han luchado con él, bien orgullosos su porte contemplan", indica la familia. Con esa planta, bien se puede ser centenario. ¡Felicidades, Segundo, que cumpla muchos más!

Etiquetas