Sociedad

ECOS - DE CERCA

Eli del Río: “Los vinos del Somontano hablan por sí mismos”

Es natural de Barbastro y Directora de Comunicación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Somontano

Eli del Río: “Los vinos del Somontano hablan por sí mismos”
Eli del Río: “Los vinos del Somontano hablan por sí mismos”
A., M. y S.C.

Genio y figura. ¿Se identifica?

- Sí, soy una persona muy transparente y sincera. Creo que esa esencia que nos define, la llevamos desde que nacemos. Es innata.

¿Cuál es la excitación que más le irrita?

- Más que excitación, lo que más me irrita es la mentira y una versión de ésta: la hipocresía.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

- Sonriamos lo que sonriamos, siempre deberíamos sonreír más. Cuando sonríes, te sonríen. Es la mejor de las maneras de empezar una conversación. Es hacerlo con energía positiva y un gran punto de partida. Sonrío muy a menudo. Será porque me gusta poner el centro en el lado positivo de las cosas.

¿A quién le haría usted la reverencia sin dudarlo?

- A todos aquellos que con su generosidad, capacidad, trayectoria y/o amor han dejado el mundo en mejores condiciones de como lo encontraron.

¿La hipocresía cotiza al alza o a la baja?

- Antes o después, siempre a la baja.

¿Cuáles son sus criterios de selección de las personas?

- No me gusta hablar de seleccionar por sonar excluyente. Me quedo con lo mejor de cada una.

Al choque, ¿es sutil, esquiva o frontal?

- Al choque, frontal, muy clara y directa pero sin perder las formas jamás.

¿El río de Eli es de aguas turbulentas?

- Turbulentas no, pero sí muy vivas. Soy un poco terremoto: siempre estoy en muchos frentes en temas que me importan.

¿Tal vez prefiere ríos de vino Somontano?

- Desde luego, son mis favoritos. Son vinos fantásticos. Vinos para disfrutar.

¿Cuántos grados de vino pasan por su Departamento de Comunicación en el Consejo Regulador?

- Todos de los más de doscientos sesenta vinos de Somontano pero sabe que siempre equilibrados y maridados con el territorio, la gastronomía, la cultura y la mejor compañía.

¿Dígame, el Arte del vino o el Vino del arte?

- Ambos, crear un vino es una obra de arte y el vino en sí tiene en torno toda una cultura que engloba el territorio y las personas que lo viven. A la vez, en Somontano el vino está muy vinculado no sólo con el arte sino con el concepto más amplio de la cultura. Ahí está el Festival Vino Somontano, por ejemplo.

Si hablamos de esencias ¿qué es lo esencial de la vida?

- Ser fiel a uno mismo.

¿Los vinos del Somontano tienen mejor gusto que imagen o aconseja beberlos sin mirar la etiqueta?

- Son grandes y no es que lo diga yo, ahí están las guías, los profesionales de la comunicación, la enología y la sumillería y los consumidores que son los que los eligen entre los miles que se elaboran en España. Hablan por sí mismos y sus etiquetas fueron iconos de innovación y modernidad en el sector. Y sobre mirar o no las etiquetas, yo soy de las que las que siempre las mira buscando el sello de calidad que es una denominación de origen y el valor de una marca.

¿Qué imagen del Somontano vende en sus vacaciones por Cantabria?

- La mejor imagen es tomar una copa de nuestros vinos que por sí mismos, lo dicen todo. Completo esa experiencia contando las historias que lo rodean y definen, les invito a que vengan a conocer nuestras bodegas y territorio. El vino recoge en cada copa todo lo que significa Somontano y, como sabe, nos encanta contarlo. El mundo del vino es muy atractivo y con él haces amigos en todas partes.

¿Se va lejos de casa para olvidarse de que no ha habido Festival del Vino Somontano?

- Cada año, en vacaciones, me gusta descubrir en familia nuevos destinos en el gran país que tenemos pero sí, ha sido un verano triste sin el Festival… Es el mejor escaparate de lo que son nuestros vinos y territorio además de un motor económico vital del verano y evento social no sólo del Somontano. Es una de las citas enoturísticas más relevantes de España y le ponemos mucho cariño y mucho trabajo basado en la excelencia. El año que viene compensaremos el no haberlo podido vivir este año. Será el Festival Vino Somontano 20 y21.

Díganos un Consejo para Regular la vida…

- Vivirla de verdad, de forma auténtica, disfrutando de lo bueno que tenemos y, sobre todo, al lado de las personas a las que queremos y nos quieren.

¿Hay vinos solidarios para brindar tras la pandemia?

- Los había antes y los habrá después. Siempre ha habido causas sociales que han contado con el apoyo de las bodegas y la Denominación y esos compromisos, por ser tales, se seguirán manteniendo.

Cuando pase esto (la pandemia) ¿qué piensa hacer?

- Ese final todavía queda un poquito lejos y en los tiempos que vivimos no hacemos planes a medio o largo plazo. Nos sentimos afortunados y el mero hecho de seguir como estamos ya sería un regalo.

ELI DEL RÍO

María Elisa Río Campo en su DNI, en lo cotidiano Eli para los más cercanos, es natural de Barbastro donde nació el 31 de julio de 1973. Además de esposa de Antonio Castro (Laluenga) es madre de María y Sara, en plan profesional Directora de Comunicación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Somontano. Es decir, con muchos grados en su labor cotidiana.

Etiquetas