Sociedad

ENTREVISTA

Mapi Rivera: "Este proyecto devino un proceso sanador que me llevó a encontrar mi raíz"

La artista oscense participó el año pasado en una residencia artística en Finlandia, donde creó la serie KÄÄNNA JUURI

Mapi Rivera: "Este proyecto devino un proceso sanador que me llevó a encontrar mi raíz"
Mapi Rivera: "Este proyecto devino un proceso sanador que me llevó a encontrar mi raíz"
M.P.

HUESCA.- El año pasado, Mapi Rivera vivió una de sus experiencias profesionales más satisfactorias gracias a la residencia artística del programa "Back to basics", que le llevó hasta Finlandia.

Según explica la artista (Huesca, 1976), la iniciativa pretendía ayudar a los participantes a "focalizar, inspirarnos y crear evitando todo tipo de distracción digital" y fomentando "los medios de contemplación y visión interior".

"Estos recursos y consignas favorecieron que aprovechara al máximo el tiempo. Estuve totalmente centrada en el proceso de creación", destaca la fotógrafa.

La residencia se encontraba en medio de la naturaleza, en un entorno rodeado de lagos, donde conoció a gente "amable y sencilla", se sintió atraída "por las aguas reflectantes" y se dejó embargar "por las luces de esos cielos abiertos y atardeceres cambiantes".

Fruto de esta intensa vivencia creó el proyecto KÄÄNNA JUURI · Invertir la Raíz, que nació un día, tras encontrarse unas ramas que parecían raíces.

Por la noche, soñó con pan de oro y unió ambos elementos al despertar, "un trabajo minucioso que supuso un proceso reparador", describe.

"En oriente, cuando un objeto de cerámica se rompe, se vuelven a unir sus pedazos con oro, resaltando así sus grietas. Esta técnica inspirada en la filosofía japonesa wabi-sabi tiene un sentido restaurador, se valora la experiencia vivida, la crisis, la rotura,... Así estas fisuras suponen una nueva y enriquecida oportunidad de integridad, son aperturas que nos enraízan a la parte más etérea y transcendente de nosotros mismos, que ha conseguido superar la adversidad", señala.

Enraizarse al cielo abierto, al abismo esencial y original, cuyo reflejo tiene cabida en el interior "fue el sentido de estas series de imágenes que me devolvían, a su vez, una imagen especular en la superficie del agua", sostiene.

"Los seres humanos, como las plantas, necesitamos conocer nuestras raíces, pues son vitales para nuestro crecimiento y desarrollo -prosigue-. Inevitablemente, la experiencia personal crítica que estaba atravesando transcendió en mi proceso artístico, así, esta serie devino un proceso sanador que me llevó a encontrar mi raíz en el centro luminoso de mi ser, cuando todo lo que era familiar para mí perdió su contorno y aparente solidez".

Meses después de esta experiencia tan catártica llegó el confinamiento por la pandemia del coronavirus, que fue un periodo "de mucha instrospección" para la artista.

"Me he volcado en la escritura poética y el dibujo inspirado, medios previos a todo proyecto de elaboración fotográfica que habitualmente trabajo en cuadernos de artista. También pude hacer la postproducción de las capturas fotográficas que realicé en Finlandia, ya que esta fase de retoque y elaboración digital lleva mucho tiempo y dedicación", dice Rivera, que muestra todo el proceso de esta nueva serie en su cuenta de Vimeo.

Etiquetas