Sociedad

OBITUARIO

El sacerdote Jacinto Bralláns ha fallecido este sábado en Huesca

Deja atrás una labor pastoral de 32 años en las parroquias del Valle de Chistau

El sacerdote Jacinto Bralláns ha fallecido este sábado en Huesca
El sacerdote Jacinto Bralláns ha fallecido este sábado en Huesca
Á.H.

BARBASTRO.- El sacerdote Jacinto Bralláns (Bonansa) ha fallecido este sábado en Huesca y el funeral se celebrará este domingo en la catedral (17 horas), presidido por el obispo Ángel Pérez. En la historia altoaragonesa se le recordará porque durante su labor pastoral de 32 años en las parroquias del Valle de Chistau

Colaboró con el grupo de promotores de La caravana de Mujeres celebrada en 1985 por iniciativa de los vecinos de Plan. En aquellos años había 40 hombres solteros y una soltera entre los pueblos de Plan y Gistaín.

El resultado del anuncio en el periódico Nueva España, de Huesca, para solicitar mujeres de entre 20 y 40 años con fines matrimoniales dio buenos resultados porque hubo 33 matrimonios en varios años que insuflaron una renovada vitalidad. Jacinto Bralláns apoyó a los promotores desde el principio, la Parroquia fue una de las direcciones para remitir información y participo en las reuniones en "Casa Ruché", centro neurálgico.

De hecho, recordaba su implicación "porque consideraba que mi labor pastoral de párroco podría ser útil" a veces no exenta de situaciones "complicadas" para las que siempre dio buenos consejos "a los chicos". Jacinto Barlláns celebró el primer matrimonio entre Mariano Loste y María Ángeles Pedreira, una gallega que llegó a Plan con la Caravana y se afincó desde el 4 de mayo de 1985.

El sacerdote siempre se mostró "contento de aquella experiencia en la que participó con permiso del obispo Ambrosio Echebarría quien le aconsejó "que no asumiera compromisos" como recordó en la entrevista concedida a Diario del Alto Aragón con motivo de 25 Años de la Caravana. En su destino pastoral, ya en Barbastro donde residía, ha atendido las parroquias de Hoz de Barbastro y Coscojuela de Fantova. En cierto modo, Jacinto Bralláns fue un párroco "adelantado" a la actual España vaciada y colaboró contra la despoblación con su labor pastoral. Se suma a los presbíteros fallecidos en los últimos años, entre ellos Joaquín Subías, Ernesto Durán, José Puy, José María garanto, Jerónimo Ríu, Enrique Calvera y José María Girón.

Etiquetas