Sociedad

ENTREVISTA

José Antonio Adell: "La labor pastoral del cura Cabrero y del monje Bllascut se parecen"

El escritor presenta este sábado (19:00 horas) en Alquézar su última novela, "La dama de Guara", basada en hechos históricos y leyendas

José Antonio Adell: "La labor pastoral del cura Cabrero y del monje Bllascut se parecen"
José Antonio Adell: "La labor pastoral del cura Cabrero y del monje Bllascut se parecen"
Á.H.

BARBASTRO.- José Antonio Adell recordará su séptima novela, La dama de Guara" (Editorial Pirineo), porque es la primera que escribe sobre este territorio basada en hechos históricos y leyendas localizadas en Alquézar, a cuyos vecinos dedica este libro con agradecimientos al alcalde de la localidad, Mariano Altemir, al párroco José María Cabrero y a Ana Blasco, presidenta de la Asociación San Nicostrato, con quienes compartirá este sábado la presentación en la iglesia de San Miguel, a las 19:00 horas. Los tres convencieron al autor para escribir esta obra de 325 páginas.

En sus tiempos de corredor, Adell subió desde Barbastro hasta cerca de Alquézar a pie para participar en una carrera que ganó "sin problemas". Allí conoció al actual alcalde a quien reconoce "el gran trabajo realizado en el pueblo porque en aquellos años las calles no eran como las actuales". Siente "devoción" por el párroco Cabrero que ha sido uno de los promotores para que escriba su primera novela sobre hechos localizados en Guara.

En la novela hay referencias de Alquézar (constantes), Buera, Zaragoza, Grustán, Graus, Barbastro, Cueva del Vero, Colungo y Lecina entre los años 1063-1065 con personajes de la época -la mayoría- y ficticios propios de una historia novelada, escrita con agilidad para que despierte el interés del lector desde la primera página.

"La novela se ciñe a dos años porque la historia de Alquézar y su esplendor fueron posteriores. Hay un hecho, en 1063, cuando el rey Ramiro I muere en el sitio de Graus y su hijo y sucesor, Sancho Ramírez, apoyado por fuerzas venidas desde distintos lugares tras la convocatoria del papa Alejandro II se apodera de la plaza musulmana de Barbastro", explica Adell.

En la misma línea, "Alodia y Rodrigo son dos jóvenes enamorados de Buera que ansían matrimonio pero el gobernador de Alquézar Jalaf Ibn Rasid ha quedado prendado de la joven y ordena que la lleven a la fortaleza. La historia ha llegado hasta nosotros a través de romances y de leyendas. Desde luego Alodia es un nombre de la zona y su amante Rodrigo, que es de Buera, ha participado en la conquista de Barbastro y después en la de Alquézar con una bonita leyenda que se convierte en novela".

En la trama no faltan luchas y acuerdos entre cristianos y musulmanes, amores apasionados y escenarios ambientados en Alquézar, "incluso un monje guerrero llamado Bllascut, natural de San Cucufate en Lecina que atendió un montón de parroquias. En estos tiempos, el cura Cabrero realiza una labor pastoral amplia y se parecen mucho en ese sentido". Adell asegura que "más que una historia de Alquézar son hechos concretos de dos años y la parte ficticia que aporto. Hasta ahora, nadie había escrito una novela similar basada en el pueblo y, por otra parte, me faltaban Guara y Somontano en mi trayectoria de escritor". Además, la recordará porque "la terminé durante la cuarentena y eso nunca se olvidará".

Etiquetas