Sociedad

DÍA MUNDIAL DEL ALZHÉIMER

Grifols sigue respaldando la vacuna del alzhéimer diseñada por Manuel Sarasa

La asociación oscense le rendirá un gran homenaje para reconocer su labor

Grifols sigue respaldando la vacuna del alzhéimer diseñada por Manuel Sarasa
Grifols sigue respaldando la vacuna del alzhéimer diseñada por Manuel Sarasa
S.E.

HUESCA.- La multinacional Grifols continúa respaldando la vacuna del alzhéimer que diseñó el oscense Manuel Sarasa y cuya investigación se encuentra en fase de ensayo clínico. El fallecimiento del científico el pasado 27 de mayo, uno de los más destacados en su campo a nivel internacional, no ha supuesto un freno para el proyecto, en el que sigue trabajando el laboratorio que fundó y dirigía, Araclon Biotech.

La compañía Grifols, que adquirió en 2012 un 51 por ciento del capital del laboratorio aragonés, es una de las más importantes del sector farmacéutico y hospitalario a nivel internacional. Irene San José, viuda de Manuel Sarasa y miembro del equipo de Araclon, afirma que, a pesar de la pérdida de su esposo, la investigación sigue su curso y los compromisos adquiridos se mantienen en pie.

Sin duda, Manuel Sarasa, además de ser el creador de la vacuna, era el líder del proyecto y su rostro visible, pero siempre defendió que un trabajo de este calado se sustentaba en un grupo profesional más amplio. Irene San José observa que, aunque anímicamente el equipo todavía se encuentra mal, "la investigación continúa y la vacuna no corre peligro".

La Asociación Alzhéimer Huesca celebra esta noticia con satisfacción y reconoce que la entidad estaba preocupada por el rumbo que podían tomar los acontecimientos. Alicia Sipán, gerente de la entidad, observa que son muy pocas las investigaciones sobre vacunas de esta enfermedad que no se han malogrado. "En poco tiempo han caído cinco o seis que iban por diferentes líneas. Para nosotros, la vacuna de Manuel Sarasa siempre ha sido nuestra esperanza y temíamos que se pudiera frenar su avance".

"No conocemos a su equipo, pero estamos seguros de que lo van a conseguir -prosigue Sipán-. Si no fuera así, nos quedaríamos en la miseria, como si todo hubiera acabado".

UN GRAN HOMENAJE

Por otro lado, desvela que la asociación quería haber dedicado el Día del Alzhéimer de este año a Manuel Sarasa, con una serie de actos e iniciativas que finalmente ha decidido posponer para que cuando se lleven a cabo puedan tener el relumbrón que se merece el científico. La entidad estima que las restricciones que impone la covid-19 actualmente hubieran restado brillo a un momento que quiere celebrar con la mayor concurrencia posible y con el despliegue que exige la ocasión.

Sipán recuerda que Manuel Sarasa siempre estuvo muy vinculado al colectivo y que se implicó en cuantas actividades fue requerida su participación. Formó parte del Comité Científico de las Jornadas para el Recuerdo, que organizan desde hace un lustro la Asociación Alzhéimer Huesca y DIARIO DEL ALTOARAGÓN, y posibilitó que especialistas de primer nivel acudieran a la capital altoaragonesa para compartir sus conocimientos. Por último, reitera la tristeza que ha supuesto para la asociación la pérdida del científico y el agradecimiento a un hombre generoso que ha abierto una puerta a la esperanza a miles de familias que tienen allegados con esta enfermedad.

FASE II DEL ENSAYO CLÍNICO

La vacuna del alzhéimer se encuentra en fase II del ensayo clínico. Hasta la fecha, todos los planes se están desarrollando según las previsiones y expectativas del científico ayerbense.

El investigador pretendía con este fármaco estimular el sistema inmunológico para que produzca anticuerpos que mantengan la proteína beta-amiloide en niveles bajos, ya que su presencia en exceso es, precisamente, lo que según Manuel Sarasa produce el alzhéimer.

En enero de 2014 comenzó el ensayo clínico en humanos, después de que la Agencia Española del Medicamento autorizara las pruebas en septiembre de 2013, tras una exitosa fase de experimentación animal.

En esta fase I, de carácter muy preliminar, se evaluó la tolerabilidad y la seguridad de la vacuna ABvac40 en enfermos con alzhéimer leve o moderado, y se basó en la inmunización contra el beta-amiloide. Fue una innovadora inmunoterapia activa frente a las proteínas beta-amiloides 40 y 42, utilizando la parte C-terminal de estas proteínas.

En la fase II, que se desarrolla actualmente, se trata de abundar en estos objetivos y establecer cuáles son las dosis necesarias para que el preparado sea eficaz. Todas estas pruebas clínicas han sido coordinados por la Fundación ACE, en Barcelona, bajo la supervisión de la doctora Mercè Boada.

Araclon Biotech diseñó también un kit de diagnóstico para la detección temprana del alzhéimer, con el que trabajan numerosos laboratorios.

ESPAÑA, UNO DE LOS PAÍSES CON MAYOR PROPORCIÓN

España es uno de los países con mayor proporción de enfermos de alzhéimer entre mayores de 60 años, con 800.000 casos, y se espera que la prevalencia se duplique en dos décadas por el envejecimiento de la población, según destaca la Sociedad Española de Neurología (SEN) en el Día Mundial de la enfermedad que, a nivel mundial, afecta a más de 40 millones de personas.

Un 5 % de personas de 65 años padecen esta patología en España y en mayores de 90 años el porcentaje aumenta hasta el 40 %, explica la SEN, que sitúa al alzhéimer como la primera causa de discapacidad.

Se trata del tipo de demencia neurodegenerativa más común, aunque se estima que el 80 % de los casos que aún son leves están sin diagnosticar. La edad es el principal factor de riesgo y, debido a la mayor esperanza de vida de las mujeres, actualmente su prevalencia es tres veces mayor que en los hombres.

Aunque la edad constituye el primer y más importante marcador de riesgo para desarrollar alzhéimer, también influyen otros como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo o la diabetes.

La Fundación Pasqual Maragall conmemora este día con el lema #undíaparaolvidar, para reivindicar la importancia de invertir en investigación para encontrar una cura y remarcar la necesidad de potenciar la divulgación para cambiar su percepción social.

La pandemia de covid-19 afecta de manera especial a estos pacientes, la mayoría de edad avanzada, con patologías previas y muchos de ellos en residencias, que han sufrido las peores consecuencias del confinamiento, al verse aislados de su entorno y apartados de sus rutinas.

Etiquetas