Sociedad

LA ENTREVISTA

David Tapia: "Es un cómic de adultos, costumbrista y de territorio"

El ilustrador se ha encargado de los dibujos, la tinta y el color de "Frontera de Ordesa", que se presenta esta tarde en Huesca

David Tapia: "Es un cómic de adultos, costumbrista y de territorio"
David Tapia: "Es un cómic de adultos, costumbrista y de territorio"
S.E.

HUESCA.- El diseñador gráfico David Tapia y el guionista Juanarete presentan esta tarde, a las 18:30 horas, en el patio del Instituto de Estudios Altoaragoneses, de Huesca, el cómic Frontera de Ordesa. Red de evasión de Ponzán, la última de las historietas que forman la trilogía anarquista para la recuperación de la memoria histórica que completan La bondad & la ira, basado en la biografía de Ramón Acín, y Pepe Buenaventura Durruti, centrado en la vida de este revolucionario.

Tapia revela que "es un cómic de adultos, costumbrista y de territorio, centrado en zonas concretas del Pirineo", dividido en tres capítulos. "El primero -indica- es más costumbrista y habla sobre la vida en los valles, desde el contrabando a la ganadería y se sitúa en el Sobrarbe; el segundo, en la parte más agreste del Pirineo, se centra más en la Guerra Civil; y el tercer capítulo, la parte que transcurre durante la II Guerra Mundial, habla principalmente de las redes de evasión que ayudaban a pasar a España y se centra en la parte de Bujaruelo y Gavarnie".

Así surge Frontera de Ordesa, un cómic inédito que resucita la figura de Francisco Ponzán, un anarquista español, héroe condecorado, a título póstumo, por los gobiernos de Francia, Reino Unido y EE.UU., responsable de la trama en Toulouse, que debe organizar la última y más arriesgada misión, hacer llegar a un grupo de evadidos hasta el Consulado Británico en Barcelona. La ficción queda armada sobre aquellas personas que participaron en evacuaciones a través de las montañas. "He disfrutado bastante", asegura Tapia, con su primera incursión en el mundo de las historietas.

"Ha sido un proceso de aprendizaje y una experiencia muy provechosa, porque aunque me gustan los cómics, no es lo mismo, cuando te pones tienes que aprender un lenguaje nuevo, es una manera de narrar diferente", desvela el ilustrador, que se muestra encantado de haber participado de este proyecto que pusieron en marcha el editor Daniel Viñuales y Juanarete.

Descubre "una simbiosis muy buena" con el guionista y explica que "el guión ya me dio una visión bastante aproximada de cómo tenía que ser la planificación de las viñetas y el dibujo, pero pude complementar el guión y también ha habido algunas aportaciones mías a la planificación en las que, por circunstancias, consideramos que enriquecía más ese pasaje".

En cuanto a la figura de Ponzán, revela que no hay mucha documentación gráfica sobre él, pero "he intentado que fuera lo más parecido posible". Comenta que donde más énfasis ha puesto ha sido en el paisaje "porque gira todo en torno a un eje central que son los Pirineos, lo tratamos como a un personaje más".

En este aspecto subraya el prólogo, Una Raya en el Monte, del escritor zaragozano Antonio Altarriba, que según David Tapia "define muy bien el tema de las barreras, las fronteras psicológicas y las fronteras geográficas de los Pirineos".

Etiquetas