Sociedad

DE CERCA

Erika Barón Soriano: Mi pasión son los animales, con lo cual también lo es mi trabajo"

"Ecociudadela forma defensores de la naturaleza y los ciervos son un emblema de Jaca"

Erika Barón Soriano: Mi pasión son los animales, con lo cual también lo es mi trabajo"
Erika Barón Soriano: Mi pasión son los animales, con lo cual también lo es mi trabajo"
ASCEAL

Hoy en día, ¿si no existiera Asceal habría que inventarlo?

-Para nosotros sí, porque es un proyecto del que estamos muy ilusionados y vivimos por y para ello.

En su centro de Huesca trabajan con el caballo y el perro, ¿qué especie ofrece mejores resultados durante las terapias con animales?

-No se puede elegir entre uno y otro. Con cada uno de ellos, se trabajan unos objetivos y los resultados son diferentes.

En el año 2016, dieron el salto a Jaca y comenzaron a trabajar con los ciervos de la Ciudadela. ¿Por qué el programa Ecociudadela es una experiencia inolvidable?

-Porque aúna el formar defensores de la naturaleza y el contacto con los ciervos, que encima son un emblema de la ciudad de Jaca. Y todo incluido dentro de un proyecto social.

Durante el verano del Covid-19, han incorporado Animalandia a la oferta de ocio. Además, Ecociudadela registró 3.750 visitantes entre julio y agosto, unos 200 más que en el mismo periodo del año pasado. Eso sí, se doblaron los turnos para compensar el descenso en el límite de aforo. ¿Están contentos y cansados a partes iguales?

-Así es, porque el esfuerzo de este año ha sido muy grande, pero no podemos estar más agradecidos por la respuesta que hemos tenido por parte de la gente.

Arranca un otoño repleto de incertidumbre en España a causa de la pandemia. ¿Qué actividades esperan sacar adelante en Huesca y Jaca?

-En Huesca, continuaremos con las terapias asistidas con animales y las visitas a la granja-escuela. Y en la Ciudadela de Jaca seguiremos con Ecociudadela y Animalandia.

¿El negocio es la negación del ocio o usted se divierte currando?

-¡¡Para nada es la negación del ocio!! A nosotros nos encanta nuestro trabajo y no nos supone ningún problema el disfrutarlo a vez que trabajamos.

¿Cuál es la excitación que más le irrita?

-En el ámbito social, en el que trabajo con personas con discapacidad, ver que sus necesidades no están cubiertas por la sociedad. Y en el ámbito medioambiental, ver cómo estamos destruyendo la naturaleza a una velocidad de vértigo.

Por el contrario, ¿qué es lo que le gusta exprimir hasta la saciedad?

-Seguir trabajando en lo que tanto me gusta y ver cómo se van logrando todos los objetivos que se van planteando en nuestro camino.

¿Cuándo comenzó su pasión por los animales?

-Desde muy pequeña, siempre he estado rodeada de animales. Y ahora, por suerte, se ha convertido en mi trabajo. Mi gran pasión son los animales, con lo cual también lo es mi trabajo.

¿Qué piensa al observar la cantidad de basura que se arroja en los glacis de la Ciudadela y que en ocasiones llega hasta el entorno de los ciervos, con fatales consecuencias?

-Da mucha pena. Hay una gran falta de civismo y no valoramos los daños que le hacemos al planeta, ya que no es un problema que solo le ocurre a la Ciudadela, sino que es un gran problema a nivel mundial.

Salvo excepciones, ¿se puede decir que el millennial ha nacido más concienciado con el respeto hacia los animales?

-No. Sí que tienen más conciencia en el respeto animal, pero no tienen conciencia de cómo sus actos pueden llegar a impactar en el medio natural.

¿A quién le haría una reverencia sin dudarlo?

-Reverencia no le haría nadie, pero admiración le tengo a muchas personas.

A palabras necias, ¿oídos sordos, la otra mejilla o mamporro dialéctico?

-Creo que no merece la pena perder el tiempo con según qué cosas. Escucho siempre todas las opiniones cuando sean constructivas y me ayudan a mejorar. Para lo demás, oídos sordos.

¿Orgullo altoaragonés o cosmopolitismo planetario?

-Ambas. Cada cosa tiene su momento.

Al final, ¿regresa a su hogar pensando que es más sencillo trabajar con los animales que con las personas o por lo menos, que se discute menos?

-Discutir, mucho menos..., pero a veces tampoco es sencillo trabajar con animales.

Etiquetas