Sociedad

LA ENTREVISTA

Carmelo Gómez: "Recitar a Lorca es lo más importante que he hecho en toda mi vida"

El actor leonés actúa este martes (21 horas) en el Teatro Olimpia dentro de la XXXIV Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca

Carmelo Gómez: "Recitar a Lorca es lo más importante que he hecho en toda mi vida"
Carmelo Gómez: "Recitar a Lorca es lo más importante que he hecho en toda mi vida"
S.P.

HUESCA.- Carmelo Gómez debutó en El viaje a ninguna parte (Fernando Fernán Gómez, 1986), protagonizó varios clásicos (Días contados, El perro del hortelano, Tierra) y ganó dos premios Goya, convirtiéndose en una leyenda del cine español. Pero es ahora, en el teatro, cuando ha llegado al summum de su carrera.

"Recitar a Federico García Lorca es lo más importante que he hecho en toda mi vida", asegura el actor (Sahagún, 1962), que este martes presenta A vueltas con Lorca en la XXXIV Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca.

A las 21 horas, en el Teatro Olimpia, el público "va a poder ver con los oídos" los poemas del granadino que, aunque hablen de sí mismo, "son universales y tocan los temas que más nos preocupan", dice.

El leonés reconoce que no es "objetivo" con Lorca. "En él encuentro remanso y agitación. Hay una especie de existencialismo en su obra que tiene mucho que ver conmigo. Siento devoción por él", señala.

Sorprendentemente, el veterano actor participa hoy "por primera vez" en una feria de teatro, donde espera "romper la distancia con los programadores" y sentir "cómplices" a todos los espectadores.

Gómez, que anuncia que pronto volverá a Huesca con este montaje, elogia la valentía del certamen oscense por atreverse a celebrar su 34 edición pese a la crisis del coronavirus.

"Es encomiable el esfuerzo que está haciendo parte del sector. Ahora es un momento para tratar de definir lo que es esencial en nuestra vida", valora.

En esta línea, Gómez cuenta que para él la pandemia está siendo "un reto" en el que de momento "no hay mucha épica", salvo "por el gran esfuerzo de los sanitarios y los profesionales que han estado luchando en la calle".

"El resto empezamos aplaudiendo y luego parecía que esto nos iba a unir más y que íbamos a tener más conciencia social, pero cuando se abrió la fiesta nos fuimos todos a la torta de azúcar y nos olvidamos del asunto. Estoy dolido, me parece terrible que se haya producido tanto egoísmo", asevera.

Por su parte, el leonés se tomó el confinamiento como un periodo para centrarse en sí mismo, "sin la presión de la competitividad de la vida", y hacer "esos deberes que estaban pendientes". Una vez terminada esta temporada tan oscura, el actor volvió inmediatamente al teatro, que es su medio "favorito".

"Es un lugar incomparable, un paraíso, aunque tengo que confesar que me tira mucho la cámara y vuelvo a tener mono. Echo mucho de menos ese baile", confiesa el intérprete, que decidió retirarse del séptimo arte hace años.

El motivo de esta ausencia es que "la industria del cine está bajo las patas de los caballos y se ha tenido que poner en manos de las televisiones", que "tienen objetivos poco vocacionales a nivel artístico".

"Han pisoteado de manera cruel a mucha gente y yo soy uno de ellos. Decidí dejarlo en cuanto vi que no era necesario para el nuevo formato, porque me sentía como un aprendiz al que miran con indiferencia y al que obligan a pasar mil pruebas en las que a veces ni se saben tu nombre", lamenta.

Para Gómez, las series "son el mal", porque tienen "un riguroso componente de entretenimiento" que no le interesa. "No quiero participar en ninguna", sentencia el actor, que vuela más libre que nunca gracias a los versos de Lorca.

Etiquetas