Sociedad

LA CHISPA

Bailar solo o con el palo de la escoba, el tango sigue vivo

Bailar solo o con el palo de la escoba, el tango sigue vivo
Bailar solo o con el palo de la escoba, el tango sigue vivo
EFE

La esencia del tango reside en el baile en pareja, en la unión de dos cuerpos mediante un abrazo, que ahora, por el aislamiento social, se separó. Pero este baile, orgullo y patrimonio del Río de la Plata, no se detiene, y bien sea en solitario o con el palo de una escoba, los tangueros argentinos siguen bailando. Hace más de seis meses que en Argentina comenzó la cuarentena por la pandemia de coronavirus, más de medio año en el que las restricciones se han flexibilizado en algunos lugares y permitieron el retorno de muchas actividades, pero no de las milongas, cuna del tango de Buenos Aires donde convergen bailarines, músicos y todo tipo de aficionados al melancólico sonar de esta música. Ante esta situación la imaginación se hizo fuerte y surgieron nuevas formas de mantener el baile con vida, como ocurre con las clases, que ahora son virtuales.

Etiquetas