Sociedad

NUEVA SERIE

El dilema moral de tomar una decisión vital, en Netflix

La plataforma estrena este viernes el thriller asfixiante "Los favoritos de Midas"

El dilema moral de tomar una decisión vital, en Netflix
El dilema moral de tomar una decisión vital, en Netflix
NETFLIX

MADRID.- Jugando con los valores morales de sus personajes y ofreciendo más preguntas que respuestas, Mateo Gil plantea en Los favoritos de Midas un thriller asfixiante -que Netflix estrena este viernes- en el que Luis Tosar, Marta Belmonte y Willy Toledo se enfrentan a la difícil tesitura de no mirar para otro lado y tomar partido.

La obligación de tomar una decisión se convierte en el eje central de la miniserie, una compleja historia marcada por la extorsión a un adinerado empresario, Víctor Genovés (Luis Tosar), a quien un grupo de desconocidos que se hace llamar "Los favoritos de Midas" desafía sus valores morales.

El chantaje, pagar 50 millones de euros para evitar que personas elegidas al azar sean asesinadas, supone poner a prueba la ética de Genovés quien, de la mano de una periodista con gran arrojo (Marta Belmonte) y un resolutivo inspector de policía (Willy Toledo), trata de lidiar con una situación que, al espectador, le hará plantearse aquello de "¿Y tú qué harías si estuvieras en su piel?".

La historia, adaptación de un relato corto de Jack London, podrá verse en Netflix a nivel mundial desde este viernes, algo que supone una verdadera hazaña para su creador y director Mateo Gil, quien cuenta que esta miniserie de seis capítulos comenzó a gestarse hace casi dos décadas.

"Esta historia ha estado macerando muchos años. Han pasado 19 años desde que Miguel Barrios, con quien escribo la historia, me hablara de este cuento", explica Gil, director de Las leyes de la termodinámica (2018) y coguionista de Mar adentro (2004).

El realizador dice que el proyecto ha salido adelante ahora, y en formato miniserie, gracias a cómo la crisis de 2008 cambió la percepción del ser humano "acerca de la realidad en la que vivimos": "Ha generado que la idea resulte más pertinente o más actual" porque "encaja en el formato plataformas".

El director habla, asimismo, del reto más importante a la hora de escribir y rodar el proyecto, "conseguir una cierta verosimilitud en el retrato de la clase alta", un desafío al que Tosar y Belmonte quisieron unirse desde primera hora.

"Tener a Mateo Gil y saber que Luis iba a estar era para mi un sí rotundo", dice la actriz, quien tras dar vida a Ana de Bretaña en Isabel (2014) o Silvia Orestes en Servir y proteger (2018) buscaba apostar por algo "más exigente".

Tosar, quien no intimaba con el universo de las series desde 1998 con Mareas vivas, se mete en la piel de este poderoso empresario del mundo de la comunicación tras años conectando proyectos cinematográficos.

"Es una maravilla poder comprobar que se puede hacer televisión de una manera mucho más parecida a lo que yo estoy acostumbrado, a la forma de trabajar con el cine, y ver que ya son territorios muy cercanos", explica el actor gallego.

Son Belmonte y Willy Toledo quienes retoman en la entrevista el tema de juzgar al personaje, algo que se convierte en inevitable para el espectador pero "contraproducente" para el actor, como complementa Tosar.

"Un actor no debe juzgar jamás al personaje que va a hacer. Tienes que ponerte en su piel", dice Toledo, que vuelve a la actuación con un papel de inspector de policía del cual se siente "orgulloso" y "satisfecho".

"Al principio yo juzgaba al personaje de Víctor", reconoce Belmonte, un punto que se convierte en fundamental a la hora de describir esta historia: tomar decisiones, las cuales traerán consecuencias, ante el juicio de una sociedad en la que siempre alguien saldrá perdiendo.

Etiquetas