Sociedad

ENTREVISTA

Producciones Faraute: "Seguimos siendo un pueblo aborregado, manejable e inculto"

La compañía representa hoy Divinas palabras en el Palacio de Congresos de Huesca

Producciones Faraute: "Seguimos siendo un pueblo aborregado, manejable e inculto"
Producciones Faraute: "Seguimos siendo un pueblo aborregado, manejable e inculto"

HUESCA.- Divinas palabras, la "tragicomedia de aldea" más conocida de la literatura española, llega heste domingo y (19 horas) al Palacio de Congresos de Huesca, donde Producciones Faraute espera sorprender al público con este clásico.

José Carlos Plaza, director del montaje, asegura que es una responsabilidad "enorme" enfrentarse a este texto de Ramón María del Valle-Inclán. "Pero al mismo tiempo es un camino seguro, ya que la dramaturgia es perfecta y la belleza poetisa del lenguaje son bases seguras y que facilitan esa responsabilidad", matiza.

"Nuestra única intención no es aportar novedades, que no las necesita, sino que el planteamiento de Valle llegue profundo y nítido al espectador de hoy", explica.

La espectacular puesta en escena del montaje muestra la España más negra, en la que conviven lo trágico, lo dramático, lo cómico y lo grotesco.

Inspirada, entre otras cosas, en las pinturas de Francisco de Goya, la obra retrata una sociedad que tiene muchas cosas en común con la actual: "La incultura, la injusticia, el miedo a lo desconocido, las relaciones enfermizas dentro de la familia, el poder oculto de la Iglesia, la miseria moral, la hipocresía, las ganas de libertad, el temor a la expresión auténtica de la sexualidad,...", enumera.

Esto demuestra, según Plaza, que el mensaje de Valle-Inclán "sigue vigente", ya que "seguimos siendo un pueblo aborregado, manejable e inculto".

Esta nueva versión de Divinas palabras cuenta con un reparto de lujo, en el que aparecen nombres como los de María Adánez, Javier Bermejo, Alberto Berzal y Consuelo Trujillo.

"Considero que es primordial trabajar en equipo, así que la selección fue hecha buscando la profesionalidad y la inteligencia para asumir orgánicamente un texto, unos personajes y unas situaciones tan lejanos a la cotidianidad y al vulgarismo que nos rodea", comenta.

Producciones Faraute ha tenido el honor de desarrollar este proyecto junto al Centro Dramático Nacional. "Trabajar en el escenario del Teatro María Guerrero, tan querido personalmente, es siempre un lujo. Solo hemos tenido facilidades en todos los aspectos, tanto personales como técnicos", agradece el director de una compañía que no ha permitido "que el coronavirus pudiera con nuestra labor"l

Etiquetas