Sociedad

LA ENTREVISTA

Francisco Martí Fornés: "Auvernia es la tierra de los volcanes y de las tallas románicas"

El licenciado en Historia del Arte habla sobre "Las tallas románicas de la Virgen" en el Ciclo de Arte Románico del Museo Diocesano

Francisco Martí Fornés: "Auvernia es la tierra de los volcanes y de las tallas románicas"
Francisco Martí Fornés: "Auvernia es la tierra de los volcanes y de las tallas románicas"
S.E.

HUESCA.- El Ciclo de Arte Románico del Museo Diocesano acoge este viernes la charla Las tallas románicas de la Virgen en Auvernia que impartirá el catedrático en Filosofía y licenciado en Historia del Arte Francisco Martí Fornés. "Vamos a empezar situando la historia de las imágenes de la Virgen, cómo nace la devoción hacia ella y cómo llega a haber una gran eclosión de vírgenes en Auvernia, esa región francesa", explica Martí Fornés sobre cuál será el eje sobre el que girará su conferencia.

"Tenemos unas 70 vírgenes de esa región que han llegado hasta nuestros días y que contienen una devoción extraordinaria aún hoy", indica el experto, añadiendo que "Auvernia es la tierra de los volcanes y de las tallas románicas". Una región muy interesante para visitar, sostiene.

La gran cantidad de representaciones de madera que se realizaron para ensalzar la figura de la Virgen en Auvernia se debe a la "romanización" que vivió esa zona francesa. "Pese a lo que algunos dicen de las antiguas culturas galas, es una zona muy fuertemente romanizada. Además, es un territorio en el que también nacen los grandes monasterios medievales", sostiene, refutando teorías que afirman que el pueblo galo fue de las sociedades más complicadas de convertir a la fe cristiana.

Debido a esta rápida catolización, "pronto cogieron todas las cosas que partían del Renacimiento carolingio".

Las tallas románicas de la Virgen no tienen una importancia única en Francia, sino que su devoción es internacional. "En España tenemos muchísimas -no demasiado conectadas con las de Auvernia, pero sí con otras partes del sur francés- y en Italia también hay mucha devoción a la Virgen", comenta el licenciado en Historia del Arte.

El "boom" de las tallas y de los templos de este estilo generacional, el románico, también se debe al fin del mileniarismo y a un cambio climático. Por una parte, se acabó "el miedo" de la población al fin del mundo con la llegada del año 1000, por lo que la devoción a la Virgen y a la fe cristiana aumentó. Además, una serie de buenas cosechas en los siglos XI y XII debido a las buenas temperaturas favorecieron un notable incremento en la población mundial y, consecuentemente, en firmes creyentes y devotos de la fe cristiana y en nuevas iglesias, templos y demás lugares de culto.

Las tallas románicas están cargadas de nexos que las unen las unas con las otras, explica Martí Fornés: "Todas ellas tienen un cierto aire de familia. Todas ellas están envueltas en leyendas muy parecidas; generalmente se habla de que todas han sido encontradas por algún pastor guiado siempre por un buey, un toro o algún otro animal con cuernos. También suele haber siempre una fuente muy cercana al lugar del hallazgo de la Virgen". "Las leyendas envuelven a estas vírgenes", sentencia.

Etiquetas