Sociedad

SERIES

"Patria" y "Veneno" destacan en el año de las series españolas

Otros éxitos han sido "Antidisturbios", "Dime quién soy", "30 Monedas", "El Cid", "La Valla", "La Unidad" y "Vamos Juan"

"Patria" y "Veneno" destacan en el año de las series españolas
"Patria" y "Veneno" destacan en el año de las series españolas
MOVISTAR+

MADRID.- En un 2020 marcado por la pandemia, la ficción de la televisión y las plataformas se convirtieron en un salvavidas de entretenimiento en el confinamiento. Un año para olvidar, en el que, sin embargo, ha habido grandes series españolas como Patria, Antidisturbios y Veneno.

Patria (HBO) era uno de los títulos más esperados del añotanto por la temática -el terrorismo de ETA- como por el éxito que la novela homónima de Fernando Aramburu, en la que se basa.

La espera, que se hizo eterna con los retrasos provocados por la pandemia, valió la pena porque permitió que el mundo conociera la historia de Bittori y Miren y de sus familias enfrentadas.

Aplaudida en el Festival de Cine de San Sebastián y con gran expectación por ser una creación de Rodrigo Sorogoyen y la aragonesa Isabel Peña, Antidisturbios (Movistar+) también se convertía en una producción a la que no se podía perder la pista.

Un thriller policíaco trepidante, a la par que asfixiante, en el que una Vicky Luengo inmensa investiga un caso de posible mala praxis en un desahucio ejecutado por un equipo de policías antidisturbios a los que dan vida, también de manera brillante, Raúl Arévalo, Roberto Álamo, Álex García, Hovik Keuchkerian, Raúl Prieto y Patrick Criado.

La sorpresa del año ha sido Veneno (Atresplayer Premium). La historia de Cristina Ortiz, de Javier Calvo y Javier Ambrossi, parecía ser la ficción más local de 2020. Sin embargo, tras triunfar en nuestro país, se convirtió en un reclamo a nivel internacional, logrando incluso el aplauso tanto de la crítica americana como de las principales estrellas LGTBI de Hollywood.

Con Irene Escolar como protagonista, Dime quién soy (Movistar+) adapta la novela homónima de Julia Navarro, quien daba, por primera vez, el visto bueno a convertir una de sus obras en un proyecto audiovisual.

De ahí la expectación por ver si la ambiciosa apuesta de José Manuel Lorenzo y Eduard Cortés era capaz de ser fiel a la historia creada por Navarro, algo que generó debate entre los lectores y unas ganas tremendas de ver a los intérpretes en acción.

Con 30 Monedas, el género de terror y una historia del cristianismo se cuelan en la lista de las ficciones españolas más destacadas del año gracias a Álex de la Iglesia y HBO.

Apetecía ver la incursión del director en el mundo plataformas con una serie, no apta para el público más asustadizo, con unos magníficos efectos especiales y en la que la credibilidad de una historia tan loca llega de la mano de un largo listado de grandes actores como la oscense Megan Montaner, Eduard Fernández, Miguel Ángel Silvestre, Manolo Solo o Macarena Gómez.

La gran apuesta española de Amazon llegaba con El Cid, una ficción histórica a la que la plataforma convirtió en una superproducción gracias, entre otras cosas, a sus 4.000 m2 de decorados y a su equipo de más de 200 personas y 11.000 figurantes.

Sus preciosas localizaciones naturales junto a su elenco, con nombres como Jaime Lorente, Elia Galera, Carlos Bardem o Juan Echanove, son los grandes atractivos de la serie.

Otra de las sorpresas ha sido La Valla y su visión apocalíptica y pandémica que parecía ser una profecía de aquello que podría ocurrirnos en la realidad.

La distopía, protagonizada por Olivia y Ángela Molina y Unax Ugalde, inició su camino en Atresplayer Premium pero el boca a boca y la buena crítica la convirtieron en la ficción de las "tres vidas", siendo emitida en Antena 3 y Netflix.

La espectacularidad y el realismo creados por Dani de la Torre y Alberto Marini se convierten en las claves de La Unidad (Movistar+). Un thriller policíaco que destaca, precisamente, por alejarse de los patrones habituales de dicho género.

Consigue crear un particular ecosistema de personajes complejos que se alejan de la figura del héroe dando visibilidad al error y humanizando a los miembros de la unidad especial de la policía que hace frente al terrorismo yihadista.

La más salvaje y, paradójicamente, más emocional de las temporadas de La casa de papel (Netflix), la serie española con más recorrido internacional prometía, como decía su creador Álex Pina, golpear al espectador. Y así lo hace, te golpea duro -repetidas veces- pero también te permite descubrir más de los seres humanos escondidos tras la careta de Dalí.

Irreverente y provocativa, así ha sido la vuelta de Juan Carrasco a la política y también a la pequeña pantalla con Vamos Juan (TNT). Una segunda parte que, por dicho atrevimiento, la excepcional interpretación de Javier Cámara y el buen papel de unos grandes secundarios, ha recibido el aplauso del público y el reconocimiento de la crítica, logrando además que la televisión argentina se interese por ella.

En 2020 también ha sido el fin de ciclo de Élite, que, junto a La casa de papel, lideró la conquista de las ficciones españolas en el ámbito internacional.

La despedida de cinco de sus protagonistas marcó el desarrollo de una entrega más madura que sus predecesoras y que abre las puertas a nuevas tramas en 2021.

La despedida de El ministerio del tiempo (RTVE) del tiempo llegaba este 2020 con una temporada "más gamberra", como decía su creador Javier Olivares, y en la que se tiraba, por un lado, de más ciencia ficción y, por otro, de la versión más emocional de sus protagonistas. La serie española que logró (con éxito) mezclar historia, humor, aventura y ciencia ficción dice adiós aunque dejando siempre una puerta abierta, como en sus tramas, a un posible regreso.

Etiquetas