Sociedad

LA ENTREVISTA

José María Ferrer: "Son textos vigentes y se pueden leer como si los hubiera publicado ayer"

Su primer libro es un recopilatorio de sus colaboraciones escritas durante cincuenta años en El Cruzado Aragonés de Barbastro

José María Ferrer: "Son textos vigentes y se pueden leer como si los hubiera publicado ayer"
José María Ferrer: "Son textos vigentes y se pueden leer como si los hubiera publicado ayer"
Á.H.

BARBASTRO.- El sacerdote José María Ferrer ha publicado su primer libro titulado "Mi pequeña palabra" a base de "pequeñas palabras" para contar "pequeñas y grandes cosas", y ofrece a los lectores la posibilidad de "pensar en voz alta" porque el contenido del libro es "para pensar". El recopilatorio de sus colaboraciones escritas durante 50 años en El Cruzado Aragonés ha hecho posible la primera edición, asequible, accesible y aconsejable para los lectores. Gráficas Barbastro ha sido le empresa elegida porque en ella se edita el semanario local donde Chema Ferrer escribe con pluma sencilla y acreditada desde hace 50 años.

La humildad casi franciscana del autor ha cedido ante el interés y el empuje de sus sobrinas que le han convencido para publicar el recopilatorio de artículos basados en reflexiones y pensamientos que "son vigentes y se pueden leer como si los hubiera publicado ayer. Si juntas todo es posible escribir el libro porque, en realidad, resume artículos publicados desde que me ordené sacerdote en 1968". A partir de entonces, su trayectoria diocesana es una muestra ejemplar de servicio en tareas y actividades pastorales encomendadas por diferentes obispos que ha conocido: Jaime Flores, Damián Iguacen, Ambrosio Echebarría, Alfonso Milián, Juan José Omella y Ángel Pérez.

El contenido a base de artículos y reflexiones refleja el perfil propio de un hombre sencillo, servicial y generoso. "Es curioso porque al seleccionarlos me he dado cuenta que cosas escritas en los años 80 se pueden leer, perfectamente, en el año 2020. Temas de educación, libertad, vida familiar y de juventud, entre otros", dice. La clave esencial son textos cortos y mensajes claros, "en realidad, son artículos con menos de 30 líneas y procuro que en cada escrito haya un mensaje concreto, con la idea de que sea positivo y en la medida de lo posible, de persona creyente que ve la realidad con ojos de fe".

El autor lo considera un libro de contenido "eminentemente social y de alguna manera analiza lo que sucede en la vida con reflexiones sobre temas de interés humano, religioso, cultural, a veces incluso político. En cierto modo me sirve de púlpito para transmitir el evangelio a través de los textos. En este aspecto, desarrollo un pensamiento cristiano sobre la realidad y analizo la vida entera desde la fe. La selección no ha sido sencilla".

El libro, con cerca de 150 páginas y edición limitada de 300 ejemplares, está a disposición de los lectores desde esta semana, en librerías, y las primeras sensaciones de Chema Ferrer son propias de "un autor que no lo esperaba porque nunca pensé que la selección de artículos publicados en el libro. Y claro, ves como ha pasado el tiempo y te hace revivir mucho porque piensas en la cantidad de cosas que se han dicho y vivido. A título personal, me causa mucha satisfacción. Ojalá sirva para jóvenes y adultos porque los mensajes son actuales".

Etiquetas