Sociedad

LA ENTREVISTA

Guillermo Juberías: "Algunos fueron bohemios y marginales, vivieron con mucha libertad"

El investigador publica un libro sobre los pintores del XIX que migraron a París

Guillermo Juberías: "Algunos fueron bohemios y marginales, vivieron con mucha libertad"
Guillermo Juberías: "Algunos fueron bohemios y marginales, vivieron con mucha libertad"
S.E.

HUESCA.- París es desde hace siglos una de las capitales del arte. Sus calles y museos siempre han acogido a lo más prolífico de la sociedad artística en cada momento de la historia. Bien saben de ello los artistas aragoneses que migraron a orillas del Sena para buscar fortuna en la cuna del arte moderno en plena eclosión impresionista de finales del XIX.

Félix Pescador, Joaquín Pallarés, Germán, Valdecara, María Luisa de la Riva, Mariano Alonso-Pérez y Máximo Juderías fueron algunos de ellos. Artistas olvidados a los que Guillermo Juberías (Zaragoza, 1994) rinde homenaje con su libro Entre la bohemia y el salón, con el que pretende descubrir "en qué lugares vivieron esos artistas, de qué maestros se formaron, en qué exposiciones participaron y ver cuál fue su fortuna en París".

"Algunos fueron bohemios y marginales, en el sentido que vivieron con mucha libertad y no se adaptaron al sistema artístico", explica. Sin embargo, el investigador predoctoral de la Universidad de Zaragoza refuta que "otros, en cambio, consiguieron insertarse muy bien en todo ese ambiente, exponiendo incluso en el Salón de París, que era la exposición más importante".

Los pintores que se trasladaron en aquella época a Francia para desarrollar su carrera podían hacerlo a través de pensiones públicas, ayudas para personas sin posibilidades en sus familias, o bien podían costearse la estancia. "En el caso de los artistas que investigo en el libro, casi todos ellos costearon ellos mismos o a través de sus familias su estancia. Ninguno de ellos era rico, pero algunos como Máximo Juderías, por ejemplo, era hijo de ingeniero. Pero, en general, ninguno de ellos procedía de familias especialmente ricas", comenta.

A pesar de que sus nombres no son recordados, "todos ellos vivieron del arte, algunos con mayor fortuna y otros, como Julián Valdecara, vivieron de manera muy pobre".

Según explica Guillermo Juberías, la razón de su olvido ha sido la poca dedicación de los historiadores de arte en estos artistas: "La historiografía que se ha dedicado al arte del siglo XIX, se ha centrado sobre todo en aquellos movimientos que fueron vanguardistas en aquella época. Fundamentalmente, el impresionismo y el posimpresionismo".

Etiquetas