Sociedad

LA ENTREVISTA

Julián Casanova Ruiz: "Los matices de los últimos años han dado voz a gente silenciada"

El historiador imparte una ponencia sobre la "violencia indómita: el siglo XX europeo" desde el canal del Campus oscense, a las 19 horas

Julián Casanova Ruiz: "Los matices de los últimos años han dado voz a gente silenciada"
Julián Casanova Ruiz: "Los matices de los últimos años han dado voz a gente silenciada"
S.E.

HUESCA.- El reconocido historiador turolense y catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza Julián Casanova, imparte una conferencia sobre Una violencia indómita: El siglo XX europeo, este miércoles, a las 19 horas, dentro de la tercera edición de La Imagen de la Memoria, organizada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Aragón, Fénix Aragón y el Gobierno aragonés, que será emitida online por el servicio de actividades culturales de la universidad.

Casanova pondrá sobre la mesa las manifestaciones de violencia que marcaron la historia del siglo XX en el continente europeo más allá de las guerras mundiales o la guerra civil española, tal como recoge en su último ensayo publicado bajo el mismo título que la ponencia de este miércoles, donde muestra un nuevo enfoque de actos violentos en los que sobresalen la violencia colonial, la limpieza étnica, el genocidio, la guerra y la violencia sexual.

El investigador explica a este periódico que "se aceptaba la idea de que el siglo XX había tenido una primera mitad muy violenta pero que, después del 45, había habido una segunda mitad en paz", sin embargo, defiende que eso "no es aplicable a buena parte del centro o del este de Europa invadida por los tanques soviéticos ni casa con las situaciones de España, Portugal, o Grecia".

Por tanto, introduce tres nuevos matices para entender el siglo pasado. Muestra la violencia colonial como el preámbulo, la violencia sexual como vínculo, porque indica que trató "de demostrar que había habido un mensaje importante en revoluciones, genocidios, limpiezas étnicas pero que había un hilo conductor, que en los últimos años habíamos empezado a seguir un grupo de historiadores a raíz de la violación sistemática a mujeres musulmanas en Bosnia, con lo que la violencia sexual ya no es un apéndice sino que ocupa parte de todo ese proceso de lucha".

Y, por último, hace hincapié en el uso político de la memoria histórica. "Lo que pensamos que solo pasa en España, de que haya memorias enfrentadas, pasa en todo el mundo y también está extendido su uso político". Por ello, trata de mostrar que "ese pasado fracturado ha creado unas memorias cruzadas en el sentido de que está en las memorias de las víctimas y los verdugos y, en los últimos años, se ha llevado también a un presente muy dividido con un uso político de esa historia".

En este sentido, advierte Casanova que "los matices de los últimos años han dado voz a gente silenciada" y manifiesta que cuanto más cercana es la historia más se complica su investigación, por lo que insiste en llevarla a las aulas de manera clara y amena pero, sobre todo, "con un conocimiento profundo", para lo que cree necesario "un historiador con mirada telescópica porque este siglo tiene ecos del pasado" y aunque afirma que "la historia no se repite, sí rima, es decir, que trae ecos al siglo XXI, desde la Rusia de Putin a la España de Sánchez".

Etiquetas