Sociedad

ZOOM

Secorún, historia de la Guarguera

La iglesia de San Bartolomé, único testigo en pie de un pueblo que llegó a ser capital del Viejo Serrablo

Secorún, historia de la Guarguera
Secorún, historia de la Guarguera
S.E.

HUESCA.- Aunque en la actualidad Secorún es otro despoblado, hasta hace unas décadas tuvo un importante papel administrativo en el valle del Guarga. En los libros de historia se puede leer que Secorún ejerció de sede administrativa desde 1713 hasta 1956. Los Borbones, a través de los Decretos de Nueva Planta, le otorgaron la capitalidad del Viejo Serrablo. Sus últimos vecinos tuvieron que abandonar el pueblo a consecuencia de las políticas de reforestación que en los años 50-60 del siglo pasado afectaron a muchos lugares del Prepirineo. La iglesia de San Bartolomé es el único edificio que se mantiene en pie, cubierto por la vegetación, testigo silencioso de la historia de Secorún.

Etiquetas