Sociedad

LA ENTREVISTA

Noelia Torres: "Los directores de coro nos estamos convirtiendo en editores de vídeo y audio"

La grausina afirma que "los coros hemos sido muy estigmatizados" y lamenta que Aragón sea más restrictiva que otras comunidades

Noelia Torres: "Los directores de coro nos estamos convirtiendo en editores de vídeo y audio"
Noelia Torres: "Los directores de coro nos estamos convirtiendo en editores de vídeo y audio"
E.F.

GRAUS.- "Los coros hemos sido muy estigmatizados. Es verdad que el virus se transmite por el aire y que hay más riesgo que hablando, pero dentro de eso, hay que buscar las posibilidades", considera la directora de coro grausina Noelia Torres, quien lamenta que Aragón, además, ha sido más restrictiva que otras comunidades autónomas. "En Aragón, no se nos valora como en el País Vasco, Cataluña o Madrid. Han favorecido al que se dedica de forma profesional, porque aquí los profesionales somos solo los directores y no los coralistas", explica.

Noelia Torres proviene de la cantera de excelentes músicos surgidos de la Escuela de Música de Graus, de la mano de María Antonia Casas.

Noelia Torres obtuvo el título de grado medio de piano en el Conservatorio Profesional de Música de Zaragoza, el de grado superior de Dirección de Coro en el Conservatorio Superior de Música de Zaragoza y, más recientemente, la Diplomatura de Maestro de Educación Musical en la Universidad de Zaragoza (UZ).

Aunque la actividad esté ahora casi paralizada, dirige la Coral Venecia, el Coro de Ingenieros de la Universidad pública aragonesa, el del Hospital San Juan de Dios, un nuevo proyecto llamado Vocal Factory, "muy personal", y la Coral "Villa de Graus".

El apoyo del Ayuntamiento grausino le permite mantener cierta actividad con este último, a diferencia de lo que ocurre en Zaragoza.

"En Zaragoza se nos ha discriminado frente a la jota, por ejemplo", lamenta, aludiendo a las alternativas que están poniendo en práctica para que la actividad sea lo más segura posible.

"La Federación Aragonesa de Coros hizo un protocolo coral que estaba, además, revisado por Sanidad y Cultura del Gobierno de Aragón", recuerda.

"Además de la distancia, la mascarilla y los geles, hemos estudiado posibilidades, como unas mascarillas específicas que constan visualmente de 3 piezas y son compatibles con el canto coral. Se pierde algo de sonoridad, pero observo grandes cambios en los coralistas, son más conscientes de cómo proyectan la voz", comenta buscando la parte positiva de esta adaptación.

Mientras, la tecnología cobra peso. "Yo estoy que me canto encima. Me falta el contacto del público y con los míos y los directores de coro nos estamos convirtiendo en editores de vídeo y audio". El retardo temporal tecnológico imposibilita los ensayos "on line", pero proliferan las grabaciones.

En este sentido, y tras perderse el tradicional encuentro coral de Graus de otoño y el concierto de Reyes, la Coral "Villa de Graus" prepara la grabación del Himno a Costa de Manuel Borguñó que siempre entonan frente al monumento el día 8 de febrero y que este año se verá por televisión y en redes sociales.

Etiquetas