Sociedad

NUEVA SERIE

Arrasa la empresa que hizo los tableros de la miniserie "Gambito de Dama"

Rechapados Ferrer, de Cataluña, recibe 30.000 encargos en dos meses

Arrasa la empresa que hizo los tableros de la miniserie "Gambito de Dama"
Arrasa la empresa que hizo los tableros de la miniserie "Gambito de Dama"
NETFLIX

BARCELONA.- "¿Quién va a ver una serie sobre ajedrez?", pensó, entre escéptico e indiferente, el gerente de Rechapados Ferrer, David Ferrer, cuando se enteró de que en una serie de Netflix aparecían los tableros de madera fabricados por su pequeña empresa de La Garriga (Barcelona).

Pero la serie en cuestión no era una cualquiera, era, ni más ni menos, que Gambito de Dama, la miniserie más vista en la historia de Netflix y que se ha convertido en un fenómeno mundial, devorada en más de 62 millones de hogares en el primer mes tras su estreno el 23 de octubre y la más seguida de su catálogo en 63 países y entre las diez más vistas en 92.

"Cuando se estrenó, uno de nuestros trabajadores me lo comentó, pero no le di importancia ni me sorprendió porque nuestros tableros ya habían aparecido en otras series y películas. Como hay pocos fabricantes, no es raro. Una más, pensé", explica Ferrer, recordando que simplemente la vio porque le "hacía gracia".

Pero al cabo de unas semanas el éxito rotundo de Gambito de Dama desató una locura por el ajedrez que ha desbordado a esta pequeña empresa familiar catalana poniendo en jaque su capacidad de producción: en dos meses les han encargado 30.000 tableros, cuando habitualmente fabricaban unos 18.000 al año.

"Poco a poco la bola se hizo más grande, todo el mundo quería tableros y a nosotros no paraban de entrarnos encargos. Esta serie nos ha provocado una avalancha de pedidos impensable", explica Ferrer, aún un poco incrédulo: "Me lo creo porque lo vivo cada día, pero la verdad es que es muy difícil de creer. Me dicen esto hace seis meses y te digo que es imposible que por una serie la gente se vuelva loca".

"Personas que no sabían qué era el ajedrez ahora están como locos buscando tableros. Amigos nuestros que nunca nos habían pedido uno ahora los quieren. ¡Habérmelos pedido antes porque ahora estamos desbordados!", bromea el gerente.

Tan grande se ha hecho la "bola" que si antes fabricaban los tableros al cabo de unas 6 ó 8 semanas de ser encargados, ahora los plazos de entrega llegan hasta octubre y algunos clientes ya están haciendo pedidos para finales de año e incluso 2022 "para asegurarse que no se quedarán sin tableros".

"Desde fuera parece bonito pero aquí estamos con un poco de presión y nervios, demasiados. Se nos ha hecho un poco grande", admite, un poco abrumado, el gerente, que sin embargo confía en que lograrán servir todos los encargos.

Etiquetas