Sociedad

LA ENTREVISTA

Javier Bergia: "La música me ha salvado la vida en muchísimas ocasiones"

El cantautor actúa este domingo, a las 19:45 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner

Javier Bergia: "La música me ha salvado la vida en muchísimas ocasiones"
Javier Bergia: "La música me ha salvado la vida en muchísimas ocasiones"
S.E.

HUESCA.- Los fans oscenses de Javier Bergia están de enhorabuena, ya que el cantautor va a cantar este domingo en Huesca una selección de canciones de sus doce discos en solitario.

"Voy a ir solo y a ofrecer un concierto que algunos llaman "acústico"", comenta el artista (Madrid, 1958), que a las 19:45 horas va a llenar el Centro Cultural Manuel Benito Moliner con su guitarra acústica y su voz.

Aunque acaba de publicar su álbum Pandemónium hace unos días, todavía no ha tenido tiempo de preparar este disco en directo, por lo que el programa de este domingo lleva por título Divina comedia (2018), como su LP anterior.

Además de sus mejores temas, en el espectáculo también habrá espacio para algunas versiones muy especiales.

"Desde que empecé a cantar, me gusta ofrecer en mis conciertos canciones de otros artistas que de alguna manera han sido y siguen siendo un referente a la hora de componer mis propias canciones, como Rodrigo García o Pablo Guerrero", enumera el cantautor.

La trayectoria de Javier Bergia dura ya más de cuatro décadas, en las que ha sabido exprimir su talento al máximo y ha contado con el favor del público.

"Disfruté mucho en los 70 y 80. Tuve la fortuna de encontrarme con la música y aprender a tocar instrumentos con grandes maestros, haciendo música antigua, folk, música experimental y fusión, lo que me permitió viajar por todo el mundo, tocando en grandes salas, teatros, clubs,... y así hasta hoy", valora.

Bergia se considera un "privilegiado" por mantener la llama de su pasión. "En este hermoso oficio hay que estar a las buenas y a las malas. La música me ha salvado la vida en muchísimas ocasiones, ha sido mi segunda madre y se lo debo todo", enfatiza.

Aunque la pandemia le está pareciendo "una pesadilla y un delirio", reconoce que siempre ha llevado una vida solitaria. "Para escribir, componer y tocar hay que estar alerta y eso implica aceptar la soledad y desde esa condición, observar, oír, buscar, explorar el universo interior", dice el cantautor, quien acaba confesando que echa de menos "un poco de jarana", algo a lo que pondrá remedio este domingo en Huesca.

Etiquetas