Sociedad
en colaboración con cámara de comercio de la provincia de huesca

“Hay oportunidades para la mujer y nuestra especialidad es encontrarlas”

Celia Elfau Usón es secretaria general de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de la provincia de Huesca.

Celia Elfau, secretaria general de la Cámara, donde trabaja desde 1991 con diferentes responsabilidades.
Celia Elfau, secretaria general de la Cámara, donde trabaja desde 1991 con diferentes responsabilidades.
Pablo Segura

Lleva casi 10 años como secretaria de la Cámara de Comercio y asumió la secretaría con el reto de la redefinición del modelo cameral, ¿en qué momento está ahora?

-Fueron tiempos muy complicados; sufrimos un cambio radical en el modo de financiación; fue otro momento de crisis que nos condujo a la reinvención, nuestra Cámara tiene ahora poco que ver con la que conocíamos y contamos hoy con modelo consolidado, pero en continuo cambio, de servicios a las pymes y autónomos con alta especialización y diferenciación respecto a otras entidades sobre nuevas tecnologías, internacionalización, viabilidad de nuevos proyectos y su financiación.

Con esta pandemia, ¿se han visto más afectadas las empresas lideradas por mujeres?

-Sí, pero no por que seamos peores gestoras sino porque la mujer prevalece en empresas de sectores que han sido mayormente sacudidos por la covid 19 como minoristas y servicios de entretenimiento y atención personal donde no es posible el teletrabajo. El 40% de todas las mujeres empleadas trabajan en los sectores más afectados; el efecto económico tan sólo en el sector hotelero es muy grande.

Colegios cerrados, confinamientos, mayores… ¿La mujer lo soporta más?

-Efectivamente algunas mujeres han sido doblemente penalizadas, por una parte muchas trabajadoras del ámbito doméstico no han podido trabajar y las que han podido hacerlo, en otras profesiones, desde casa han soportado la sobrecarga de las tareas familiares -con los niños en casa sin colegio - y de cuidados personales a los mayores.

"Atender el teléfono mientras se cocina no es conciliación"

¿Se confunde el teletrabajo con la conciliación?

-Hasta ahora hemos hecho lo que hemos podido con las herramientas legales que teníamos ante este vuelco inesperado, ni conciliación ni teletrabajo porque atender el teléfono desde casa sin horario mientras se cocina no es ninguna de esas dos cosas. Tenemos delante el reto de una adecuada implantación de la regulación -desde septiembre de 2020- del trabajo a distancia, del que el teletrabajo es una subespecie; desgraciadamente en muchas pequeñas empresas no se podrá implantar esta modalidad de trabajo.

¿En esta situación se vislumbran oportunidades para la mujer o este planteamiento es demasiado optimista?

-Sin duda, hay oportunidades para la mujer, nuestra especialidad es saber encontrarlas y aprovecharlas y en esto tenemos mucho que decir y hacer las mujeres que ya ocupamos puestos de responsabilidad; la mujer está llevando las humanidades a la empresa. Y tenemos muchos ejemplos para inspirarnos como Aspasia de Mileto y otras a las que he podido conocer gracias el ensayo “El infinito en un junco”.

¿Hay cada vez más emprendedoras o directivas?

-Sí, en la Cámara cada vez atendemos a más mujeres emprendedoras, de hecho tenemos un programa específico de apoyo a sus proyectos que se llama PAEM -Programa de Apoyo Empresarial a Mujeres-.

Igualdad salarial, techo de cristal… ¿queda mucho?

-Sí, sin duda, pero más que por que haya una desigualdad salarial establecida, que yo no percibo así, ya que los convenios colectivos fijan tablas salariales únicas, porque la mujer ocupa puestos de menor responsabilidad (si bien cuando los ocupa a veces cobra menos), es la que más recurre a los permisos para cuidados y a las jornadas parciales. Sobre el techo de cristal en ocasiones son elecciones personales, pero el reto está en que se alcancen las condiciones para que pueda elegir libremente.

¿Cómo lo percibe en las empresas de la provincia? ¿Se trabaja con ellas para avanzar en igualdad?

-Cada vez hay una mayor sensibilidad y en efecto en nuestro equipo cameral varias personas contamos con formación específica en igualdad, precisamente en mayo tenemos un curso en el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades con la mediación de la Cámara de España; no ha habido éxito con los planes de igualdad porque no son por el momento obligatorios para empresas de menos de 50 trabajadores y en nuestra provincia las empresas que abundan no alcanzan esta cifra.

¿Cómo ha sido su vivencia?

-Cuando llegué a este puesto de secretaria y directora de la Cámara el dato objetivo es que sí se me asignó una retribución inferior a las personas que me precedieron y es la que sigo teniendo. En cualquier caso, estoy muy satisfecha, porque entrábamos en una etapa sin el recurso cameral. Siento el apoyo total de nuestro presidente y del conjunto de los órganos de gobierno de la institución. l

Etiquetas