Sociedad
EN COLABORACIÓN CON EL COLEGIO DE ENFERMERÍA DE HUESCA

“No nos sentimos apoyados por los responsables políticos, de palabra, sí”

La presidenta del Colegio de Enfermería de Huesca, Carmen Tosat, critica las bajas ratios de profesionales en la provincia y pide mejoras para el sector.

Carmen Tosat es la presidenta del Colegio de Enfermería de Huesca.
Carmen Tosat es la presidenta del Colegio de Enfermería de Huesca.
Colegio de Enfermería de Huesca

Cada 12 de mayo se celebra en todo el mundo el Día internacional de la Enfermería y no es una fecha elegida al azar, sino que se conmemora el nacimiento de Florence Nightingale, considerada la madre de la enfermería moderna.

Como no podía ser de otra manera, el Colegio Oficial de Enfermería de Huesca se suma a esta celebración con varios actos esta tarde, entre los que destacan el reconocimiento a los profesionales recientemente jubilados, por cierto, muchas de las cuales estuvieron al pie del cañón trabajando con el covid; el juramento del Código Deontológico por parte de los nuevos colegiados o el fallo del XVIII Premio de Enfermería Santiago Martín Jarauta al mejor proyecto de investigación. En resumen, una jornada para poner el valor la profesión.

Y es que como destaca la presidenta del Colegio de Huesca, Carmen Tosat “cada año, cada situación, cualquier momento es importante aprovecharlo para reconocer ese trabajo que a veces parece que no se ve, pero que es imprescindible, como así se ha demostrado a través de los tiempos, y mucho más en esta pandemia. Han quedado claras las extraordinarias capacidades de trabajo, de organización, de adaptación a las circunstancias, y de gestión que tienen las enfermeras y enfermeros”.

Se trata de un sector que se siente respaldado por la sociedad aunque recuerda Tosat que “lamentablemente, ha sido una pandemia la que nos ha ayudado a mostrar ante la sociedad nuestro trabajo, que aunque en estos dos años ha sido muy muy complicado, el día a día también los es”. Sin embargo, hace hincapié la presidenta en que “por quien no nos sentimos apoyados es por los responsables políticos. De palabra sí, han sido muchas veces las que nos han mostrado su reconocimiento hacia la inestimable e imponderable labor siempre, pero que, en estos dos años, como ya he dicho, parece que se han dado más cuenta. Estamos hablando de toda la organización y gestión de los recursos humanos y de los pocos, al principio, recursos materiales, de la implementación del plan de vacunación, la organización de las numerosísimas pruebas diagnósticas, de los rastreos…. La capacidad de gestión y organización ha quedamos demostrada con creces”. “Sin embargo, son muchos los flecos que quedan y que no se llegan a adecuar, quedando, como he dicho, ese reconocimiento en simples palabras”, afirma.

Y es que cabe destacar, según la presidenta oscense, el déficit de enfermeras en nuestro país es un grave problema y “es algo que veníamos denunciando desde la Organización Colegial de Enfermería desde hace muchos años, y que la pandemia lo ha hecho patente”, la ratio de enfermeras por población en España es de 5,9 enfermeras por 1.000 habitantes, estando a la cola de los países de la UE donde la media se sitúa en 8,6 enfermeras por 1.000 habitantes y en atención primaria este déficit se hace más manifiesto con una enfermera por cada 2.000-2.500 ciudadanos frente a una enfermera por cada 1.000 en la media de la UE. Por cierto, en la provincia de Huesca es de 6,68 enfermeras cada 1.000 habitantes, se trata de la menor ratio de la comunidad aragonesa. “Si esto es inabarcable en una situación ordinaria, en una pandemia como la que hemos vivido es imposible de sobrellevar. Por eso, queremos evaluar cómo están con datos para demostrar a las administraciones que la situación es insostenible”, argumenta la presidenta .

Por eso, entre las reivindicaciones principales, subrayan que “se mejoren las bajas ratios, los techos de cristal en gestión sanitaria, acabar con las contrataciones y los salarios que rayan la indignidad, que se desarrollen las especialidades de enfermería pendientes desde 2005 y dar el nivel A1 a todas las enfermeras”.

Ante esta situación que vienen viviendo “ha llegado la hora de decir BASTA YA”. 

Etiquetas