Diario del Alto Aragón

ECOS - COMSUMO

Incumplimiento de cuotas en telefonía

Reclamación por pagos indebidos

Cuotas de telefonía
Recibos de telefonía
S.E.

Hoy os acerco el caso de Amira, que tenía un contrato de telefonía con una tarifa de 38 euros y, sin saber por qué, le empezaron a llegar facturas con una cuota de 52 euros.

Hizo una reclamación y le devolvieron la diferencia, pero al siguiente mes le cobraron 64 euros. Presentó otra reclamación y no le devolvieron nada. Los siguientes meses las facturas seguían siendo de más de 60 euros y aunque reclamaba, no consiguió más devoluciones. Por lo tanto, Amira decidió empezar a devolver las facturas.

A partir de este momento empezó a recibir amenazas y le incluyeron en un “registro de morosos” por impago. Reclamaba, pero no le resolvían nada. Finalmente, Amira decidió cambiar de compañía y justo después le llegó una última factura de 190 euros por haberse dado de baja antes de cumplir el contrato de permanencia.

Ante la desesperación que le provocaba esta situación, llevando más de cuatro meses reclamando en Atención al Cliente de la compañía sin ninguna solución, acudió al Ayuntamiento de Huesca y presentó una reclamación en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

Desde la OMIC realizamos la mediación amistosa con el operador de telecomunicaciones solicitando la cancelación de la penalización, pues Amira había solicitado la baja anticipada por el incumplimiento de la operadora en los precios. En segundo lugar solicitamos la rectificación de las facturas con la devolución de las cantidades cobradas de más y, en último lugar, la exclusión de sus datos de los ficheros de impagados en los que había sido inscrita.

La compañía respondió a la solicitud de mediación informando de que una vez realizadas las comprobaciones oportunas y analizados los hechos descritos, habían tramitado un abono total de 220 euros en concepto de ajuste de cuotas y anulación de penalización correspondientes a las facturas de cinco meses.

Este importe se utilizaría para anular los importes pendientes de pago, resultando un saldo a favor de Amira de 20 euros. Dicho importe lo recibiría la reclamante en los próximos días mediante transferencia en la cuenta bancaria donde tenía domiciliados los recibos. También comunicaban que habían hecho las gestiones oportunas para excluir los datos personales de Amira de cualquier fichero de solvencia patrimonial negativa en los que hubieran sido incluidos.

Etiquetas