Actualidad

TAXIS VTC

Madrid rechaza la "vía Colau" para conseguir la contratación previa de VTC

El gobierno madrileño no va a aceptar la desaparición de los VTC porque es positivo para la competencia y es un servicio que demandan los ciudadanos

Madrid rechaza la "vía Colau" para conseguir la contratación previa de VTC
Madrid rechaza la "vía Colau" para conseguir la contratación previa de VTC
EFE

MADRID.- El presidente madrileño, Ángel Garrido, ha dicho este viernes que si el sector del taxi pretende conseguir la contratación previa de los vehículos de transporte con conductor (VTC) por la "vía Colau" o por la "vía Carmena", la Comunidad de Madrid no lo va a aceptar.

En declaraciones a los periodistas, Garrido se ha referido a la última propuesta elaborada por los taxistas, en la que renuncian a incluir en sus exigencias que sea la Comunidad la que fije un tiempo mínimo y una distancia para poder contratar el servicio de los VTC, y abren la puerta a que sea el Ayuntamiento de Madrid el que fije esas condiciones.

El gobierno madrileño no va a aceptar nada que suponga la desaparición de los VTC en la Comunidad de Madrid, porque es positivo para la competencia y porque es un servicio que demandan los ciudadanos, ha subrayado el presidente madrileño, quien ha afirmado que cualquier acuerdo tiene que ser consensuado con los dos sectores.

Si el sector del taxi pretende establecer una especie de "vía Colau" o "vía Carmena" para conseguir la contratación previa de los VTC "por otra puerta", el gobierno regional no lo va a aceptar, ha recalcado Garrido.

La "vía Colau" ha conducido a 3.000 despidos y a la salida de los VTC de Barcelona, ha indicado el presidente regional antes de señalar que "la Comunidad de Madrid no va a colaborar en ninguna medida a que eso se produzca aquí".

Ha destacado que el hecho de que una ciudad europea como Barcelona pierda los VTC es "una auténtica tragedia" desde cualquier punto de vista, "mucho más "cuando hay en 3.000 tragedias de personas que habían encontrado un empleo, algunos de ellos en un momento complicado de paro de larga duración, y que se van a quedar en la calle con sus familias".

"Nosotros no vamos a colaborar con nada de eso, ni por la puerta delantera, ni por la puerta trasera. Si lo que se pretende 'una vía Colau' eso no lo vamos a aceptar", ha insistido.

Tras precisar que la última propuesta de los taxistas está siendo analizada por la Consejería de Transportes, que dará una respuesta formal, Garrido ha recordado que la Comunidad de Madrid lleva cerca de sesenta reuniones con el sector del taxi y está "abierta las veinticuatro horas del día" para negociar con ellos y con cualquier otro colectivo.

Después de la amenaza de los taxistas de permanecer en una concentración en la Puerta del Sol en la tarde de este jueves hasta que los recibiera el gobierno regional, Garrido ha indicado que "sobraba esa escenificación de 'nos quedamos hasta que nos reciban'", ya que "les recibimos en el momento en que nos llamen".

"La Administración no puede estar cerrada nunca a trabajar en el acuerdo y con cualquier colectivo", ha agregado.

El presidente madrileño ha mostrado su "decepción" por la comparecencia del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, este jueves en el Congreso, que dejó claro que este asunto tiene que ser legislado a nivel nacional.

Ha coincidido con diferentes grupos políticos en la necesidad de que esta legislación se elabore en el Parlamento con una perspectiva nacional por considerar que es "lo razonable".

Garrido ha recordado que ahora hay un tiempo de presentación de enmiendas y ha abogado por esperar con tranquilidad a que esto se resuelva para tener "una normativa única para toda España".

"No puede ser que se cruce una línea imaginaria que separa comunidades autónomas y que haya diferentes legislaciones. Lo de Cataluña ha sido un desastre. Hoy vemos las consecuencias y desde luego, nosotros no vamos a contribuir ni al desastre ni a la confusión", ha remarcado.

Ha manifestado que, "en este momento, estamos abocados a que esto se legisle en el Parlamento con la opinión de todos los grupos políticos y de los dos sectores afectados".

Etiquetas