Actualidad

CONSEJO DE MINISTROS

Sánchez mantiene sus decretos pese a las críticas de la oposición

El Consejo de Ministros sigue con los "viernes sociales" y aprueba tres nuevos

Sánchez mantiene sus decretos pese a las críticas de la oposición
Sánchez mantiene sus decretos pese a las críticas de la oposición
EFE

MADRID.- El Gobierno tiene intención de seguir adelante con sus "viernes sociales" aprobando reales decretos leyes, pese a las críticas de la oposición, porque defiende tener la plena capacidad para hacerlo mientras no esté en funciones, lo que no ocurrirá hasta después del 28 de abril.

Muestra de ello fue el viernes el último Consejo de Ministros, antes de que Pedro Sánchez firme la disolución de las Cortes y la convocatoria de las elecciones generales para la citada fecha.

Un Consejo en el que se aprobaron tres reales decretos leyes, dos de ellos con importantes medidas sociales, los referidos a la vivienda y a la igualdad laboral entre hombres y mujeres, y otro con los planes de contingencia a poner en marcha si acaba habiendo un "brexit" sin acuerdo.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, lo dejó claro desde el primer momento de su comparecencia: el Ejecutivo tiene "plenas funciones" para trabajar y solo cuenta las "restricciones propias" que dicta la Ley Electoral, relacionadas con la publicidad de la gestión, para este periodo de precampaña y campaña, que comienza el martes.

Calvo rechazó la idea de la oposición de que el Gobierno esté haciendo campaña desde la mesa del Consejo de Ministros e insistió en que seguirán con su agenda "valiente, realista y prudente", porque no estarán en funciones hasta después de los comicios.

Sí hizo, no obstante, una férrea defensa de la gestión de estos nueve meses de Pedro Sánchez en la Moncloa, que se cumplieron precisamente este viernes, ya que el 1 de junio del año pasado prosperó la moción de censura.

Puso en valor que este Ejecutivo llegara entonces para convertir la política en "un espacio de decisión, transformación y respuesta a los problemas acumulados por la crisis", "mejorar la calidad" de vida de los ciudadanos y recuperar algunos de sus derechos.

Y culpó a los demás, en concreto a quienes no han apoyado el proyecto de ley de presupuestos, de que no salgan adelante más medidas por culpa del final de la legislatura.

"Hemos hecho muchas cosas que nos habíamos planteado pero es obvio que se queda una parte muy importante de la agenda" pendiente, "porque no hay presupuestos para hacerlo", aseveró Calvo.

Y lanzó una advertencia a los partidos que optaron por no apoyar las cuentas: "Todos seremos juzgados por los ciudadanos en las urnas", dijo.

Tras hacer esta reflexión, Calvo negó en sus respuestas a los medios que se esté haciendo campaña desde el Ejecutivo, que sigue como siempre, apostilló, "al mismo ritmo".

Tampoco cree que con la disolución de las Cortes la situación sea distinta, porque funciona la Diputación Permanente, que es la que tiene que convalidar los importantes reales decretos aprobados el viernes.

Sobre este proceso, señaló que se está hablando "con todos" los grupos.

Etiquetas