Actualidad

ABANDONO DE LA UE

Londres vive la mayor movilización contra el brexit de la historia

Los manifestantes reclamaron la celebración de un segundo referéndum

Londres vive la mayor movilización contra el brexit de la historia
Londres vive la mayor movilización contra el brexit de la historia
EFE

LONDRES.- Cientos de miles de personas salieron ayer a las calles de Londres para reclamar la celebración de un segundo referéndum del "brexit" en una manifestación convocada por la plataforma cívica "People"s Vote".

Según los organizadores la marcha, que discurrió bajo el lema "Put it to the people march" ("Ponlo en manos de la gente", en referencia a la decisión sobre el "brexit), congregó a más de un millón de personas en el centro de la capital británica.

La manifestación arrancó pasadas las 12.00 GMT desde Park Lane y recorrió la ciudad durante aproximadamente dos horas para culminar frente al Parlamento británico, donde la próxima semana está previsto que los diputados se pronuncien por tercera vez sobre el acuerdo del "brexit" de la primera ministra, Theresa May.

La coordinadora de la campaña "Our Future, Our Choice", que aboga por la celebración de un segundo referéndum, Teo Benea, acudió a la marcha con una pancarta en la que podía leerse: "Los trabajadores europeos sustentan la economía... de verdad queréis que nos vayamos ".

Esta joven originaria de Rumanía dijo que no había conocido una situación política similar en los diez años que lleva en el Reino Unido.

"Me siento optimista porque creo que la gente se está dando cuenta de las consecuencias que puede tener el "brexit", aunque al mismo tiempo me siento desmoralizada de que en los últimos tres años el gobierno no haya sido capaz de solucionarlo", señaló.

A juicio de Benea, politóloga de profesión, la gestión del "brexit" ha hecho que el Reino Unido haya perdido parte de su reputación internacional.

"Creo que muchos países están pensando: "¿por qué el Reino Unido se está haciendo esto a sí mismo?", añadió. A su parecer, la política ha dividido tanto a los ciudadanos que lo difícil a partir de ahora será cómo acabar con esa polarización.

A unos pocos pasos, el escocés Chris Murray, que llegó a Londres en uno de los autobuses que partió desde Edimburgo, coincidió en que el escenario político ha posibilitado hasta tal punto la opción de un salida abrupta que su opinión ha cambiado respecto a la necesidad de volver a las urnas.

Etiquetas