Actualidad

SIRIA

Los bombardeos siguen en Siria tras la derrota de los yihadistas

La coalición anunció el fin del dominio territorial del grupo terrorista

Los bombardeos siguen en Siria tras la derrota de los yihadistas
Los bombardeos siguen en Siria tras la derrota de los yihadistas
EFE

DAMASCO.- Los bombardeos y los combates prosiguieron este domingo en la localidad siria de Al Baguz, un día después del anuncio oficial de la victoria sobre el Estado Islámico (EI) y del fin del dominio territorial del grupo terrorista.

Los aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos bombardearon en varias ocasiones las posiciones de los últimos yihadistas que se esconden en el monte Al Baguz, situado a las afueras de la localidad a orillas del río Éufrates.

Las nubes de humo se elevaron en la zona y el estruendo de los bombardeos se escuchó claramente desde las afueras de la población, la última que estuvo bajo el control de los yihadistas, según constató un periodista de Epa, la agencia internacional.

Mientras, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), milicias kurdas apoyadas por la coalición, se enfrentaron en combates esporádicos a los últimos yihadistas, que están "encerrados" en refugios en el monte, dijo a Efe un portavoz de las FSD, Kino Gabriel.

Los bombardeos se produjeron un día después de que las FSD y los comandantes de la coalición internacional celebrasen con pompa una ceremonia para proclamar el fin del "califato" del EI, instaurado en 2014 sobre los vastos territorios que llegó a dominar el grupo radical entre Siria e Irak.

La población de Al Baguz era testigo este domingo de la destrucción causada por los combates de las últimas semanas, que tuvieron su epicentro en un campamento montado por los combatientes del EI en una zona rural a orillas del Éufrates.

Decenas de vehículos -automóviles, camiones, motocicletas- yacían a orillas del camino destruidos, algunos de ellos con el chasis retorcido por las explosiones de las bombas puestas por los yihadistas y otros, simplemente destartalados y carbonizados por los ataques aéreos o el fuego de la artillería kurda.

Los automóviles tenían matrículas sirias e iraquíes, ya que esta localidad se convirtió en el refugio de los terroristas del EI que huyeron del país vecino una vez que el Ejército iraquí expulsó al grupo yihadista en diciembre de 2017. También se podían divisar las entradas de los túneles excavados en la tierra, usados como refugio por miles de personas.

Etiquetas