Actualidad

RELACIÓN CON LA UE

España sale del control europeo del déficit público

Las administraciones públicas cierran 2018 por debajo del umbral del 3 % como fija Bruselas

España sale del control europeo del déficit público
España sale del control europeo del déficit público
EFE

MADRID.- El déficit de las administraciones públicas cerró 2018 en el 2,63 % del PIB, por debajo del umbral del 3 % que permite abandonar el procedimiento de déficit excesivo (PDE) asociado al control estricto de Bruselas.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, subrayó durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que España "sigue avanzando en la consolidación fiscal".

El cierre del déficit, que supone una bajada desde el 3,03 % de 2017, está por encima del objetivo oficial (2,2 % del PIB), pero por debajo de la previsión comunicada por el Ejecutivo a la Comisión Europea de terminar el año con un desfase del 2,7 % del PIB.

La bajada del déficit del 3 % del PIB sitúa a España en condiciones de abandonar el PDE después de una década, algo que tendrá que ser confirmado por las autoridades europeas, y pasar de un control estricto de las cuentas a otro más suave de carácter preventivo.

La ministra ha considerado una "magnífica noticia" la inminente salida del PDE porque España dejará de estar sometida a los "controles" de la Unión Europea, que ahora pondrán el foco en la deuda y la regla de gasto -que incluirá en su perímetro el gasto de la Seguridad Social-.

El déficit primario -es decir, sin tener en cuenta los intereses de la deuda- se ha reducido un 75,5 %, desde el 0,5 % del PIB en 2017 al 0,1 % del PIB en 2018.

En 2018, los ingresos de las administraciones crecieron un 6 %, sostenidos gracias a la recaudación tributaria, mientras los gastos se incrementaron un 4,7 %, con aumentos en la aportación a la Unión Europea, las inversiones, las prestaciones sociales o los consumos intermedios.

La recaudación tributaria alcanzó el récord histórico de 208.685 millones de euros, un 7,6 % más, sostenido en los grandes impuestos: el IRPF ingresó 82.859 millones, un 7,6 % más; el IVA, 70.177 millones, un 10,3 % más; sociedades, 24.838 millones, un 7,3 % más, y los impuestos especiales, 20.528 millones, un 1,1 % más.

Por subsectores, la administración central cerró 2018 con un déficit de 18.121 millones, un 15,8 % menos, una cifra que equivale al 1,5 % del PIB, cuando su objetivo era del 0,7 % del PIB.

La Seguridad Social cerró con un déficit de 17.088 millones, un 1,9 % más y el 1,41 % del PIB- con lo que también sobrepasó su objetivo del 1,1 % del PIB.

En cambio, las comunidades autónomas, con un déficit de 2.810 millones y el 0,23 % del PIB, cumplieron su meta del 0,4 % del PIB y las corporaciones locales se anotaron un superávit de 6.292 millones, el 0,52 % del PIB, cuando su objetivo es el equilibrio.

Etiquetas