Actualidad

ANIVERSARIO EN LA CORONA

Cinco años de Felipe VI, un tiempo nada fácil para el rey

El monarca ha tenido que capear un panorama político muy complicado

Cinco años de Felipe VI, un tiempo nada fácil para el rey
Cinco años de Felipe VI, un tiempo nada fácil para el rey
EFE

MADRID.- "Una monarquía renovada para un tiempo nuevo". Ese fue el lema que condensó las intenciones con las que Felipe VI asumía la Corona hace ahora cinco años tras la abdicación de su padre, el rey Juan Carlos.

Fue el 19 de junio de 2014 cuando el hemiciclo del Congreso albergó la ceremonia de proclamación del nuevo monarca teniendo como testigos de sus compromisos a los representantes de todas las instituciones del Estado.

El lustro transcurrido desde entonces ha hecho realidad la llegada de esos nuevos tiempos, tanto para la institución monárquica como para la vida política, económica y social de España.

Si el rey ha intentado insuflar aire nuevo en Zarzuela, con medidas que por ejemplo han avanzado en su transparencia, ha tenido también que capear con un panorama político plagado de primeras veces: primera vez que había que repetir unas elecciones generales, primera vez que un candidato a presidente declinaba la propuesta de intentar ser investido, primera moción de censura que triunfaba...

Y sobrevolando todo ello, la crisis de Cataluña, que provocó otro estreno en democracia como fue el de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y cuya escalada le llevó a pronunciar el 3 de octubre de 2017 el que puede considerarse su mensaje más trascendental desde su proclamación.

Un discurso para hacer frente a la "deslealtad inadmisible" de los dirigentes independentistas y ante la que defendió que "los legítimos poderes del Estado" aseguraran el orden constitucional.

Fue su 23F. Esa es la reiterada comparación que se hace entre la intervención de don Juan Carlos la noche de 1981 en que tuvo un papel decisivo para frenar la intentona golpista y la que Felipe VI dirigió a la nación dos días después del referéndum ilegal por la independencia criticando duramente la actitud de los soberanistas catalanes.

Un mensaje que abonó la actitud de desprecio a la Corona y a su persona por parte del mundo independentista y que ha marcado las visitas que desde entonces ha realizado a Cataluña.

Etiquetas