Actualidad

INVESTIDURA

Iglesias pide "in extremis" dirigir las políticas activas de empleo y Sánchez, que no va a ser investido, le dice que no

Iglesias pide "in extremis" dirigir las políticas activas de empleo y Sánchez, que no va a ser investido, le dice que no
Iglesias pide "in extremis" dirigir las políticas activas de empleo y Sánchez, que no va a ser investido, le dice que no

MADRID.- El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha lanzado este jueves una propuesta in extremis desde la tribuna del Congreso al candidato socialista, Pedro Sánchez, al que ha ofrecido "salvar la investidura" si le cede competencias en políticas activas de empleo en lugar del Ministerio de Trabajo.

En su intervención antes de que se produzca la segunda votación de investidura de Pedro Sánchez, el dirigente de Podemos ha revelado que un alto cargo del PSOE que representa "mucha autoridad" en el partido le ha sugerido que le pida a Sánchez las competencias en políticas activas de empleo y que, a cambio, renuncie a exigir el Ministerio de Trabajo.

En ese momento, Sánchez ha negado con la cabeza, pero el líder de Unidas Podemos le ha pedido recapacitar para "salvar la sesión de investidura y tener un gobierno de coalición".

"Si usted no acepta, nuestra propuesta le vuelvo a tender la mano: no vuelva a llevar a los españoles a elecciones y negocie con nosotros desde el respeto", ha dicho Pablo Iglesias, cuyo grupo había anunciado una abstención minutos antes de que comenzase la sesión.

Las competencias en políticas activas de empleo están transferidas a las comunidades autónomas, que son las que tienen que ejecutarlas, aunque sea el Estado quien les transfiere el dinero.

Pablo Iglesias se ha expresado en estos términos después de que el candidato socialista le haya reprochado en su intervención inicial que quería controlar el Gobierno y ministerios como el de Hacienda, que el presidente en funciones no estaba dispuesto a ceder -ha dicho- a quien nunca ha gestionado un presupuesto.

El líder de la formación morada ha recordado que en 48 horas no se puede negociar contrarreloj lo que no se ha acordado en 80 días, y menos "filtrándolo todo". "Una negociación de gobierno merece, al menos, no ser cutre", ha reprochado.

Pablo Iglesias le ha recordado a Pedro Sánchez que es presidente del Gobierno porque Podemos se creyó la moción de censura y apoyó al PSOE "con el peor resultado electoral del PSOE". "Les apoyamos a cambio de nada... Mereceríamos por eso, en sus palabras y en su tono, respeto", ha defendido Pablo Iglesias.

Y ha insistido en que durante toda la negociación desde su coalición no ha parado de ceder, primero al renunciar a los ministerios de Estado, después en su posición con Cataluña y también con el "veto personal" que el candidato le impuso.

"Lo único que les pedimos fue participación proporcional en el gobierno acorde a los votos", ha espetado Iglesias, que ha reiterado su intención de tener "competencias, no sillones", para aplicar sus políticas de empleo, igualdad entre hombres y mujeres, educación gratuita de 0 a 3 años o frenar las privatizaciones sanitarias, entre otras cuestiones.

Por su parte, el líder socialista español, Pedro Sánchez, ha admitido este jueves el fracaso de su investidura como presidente del Gobierno al anunciar ante el Congreso que "el acuerdo no ha sido posible".

La abstención de Podemos constituye una "histórica oportunidad que se desvanece", ha afirmado Sánchez en su discurso, quien desveló ante la cámara las diversas oportunidades de coalición de gobierno que el Partido Socialista (PSOE) ofreció a UP y que este partido rechazó.

Sánchez ha asegurado que deseaba formar una coalición con UP, pero "no a cualquier precio", y reprochó al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que quería entrar en el Gobierno español "para controlarlo", ya que con el 25 % de los diputados quería gestionar el 80 % del gasto social.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha insistido, en una intervención dirigida especialmente contra Iglesias, que el país debe tener "un gobierno coherente y cohesionado", no dos ejecutivos en uno.

La dura intervención de Sánchez se ha producido después de Unidas Podemos confirmara que se abstendría en la votación de este jueves, lo que certifica que el líder socialista no logrará los votos necesarios para continuar al frente del Ejecutivo y seguirá en el cargo en funciones.

Etiquetas