Actualidad

CUMBRE G7

El G7 avalará una carta por la biodiversidad

Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Gran Bretaña y Japón se dan cita en Biarritz este fin de semana

El G7 avalará una carta por la biodiversidad
El G7 avalará una carta por la biodiversidad
EFE

PARÍS.- Los líderes del G7 que celebran su cumbre anual en Biarritz desde este viernes se pronunciarán sobre una carta en defensa de la biodiversidad que promueve la acción contra la extinción de especies y la creación de un marco mundial, anunció ayer Jean-Yves Le Drian, el ministro francés de Exteriores.

Le Drian, que compareció ante la prensa al término de un almuerzo en el Elíseo de Emmanuel Macron con las ONG asociadas a la preparación de la cumbre, también avanzó que el presidente francés, como anfitrión, llevará el tema de la preservación de la Amazonía a "diferentes reuniones" con los otros líderes de los siete países más ricos.

Entre esas ONG estuvo Reporteros sin Fronteras, cuyo secretario general, Christophe Deloire contó que los mandatarios del G7 abordarán igualmente una iniciativa que su organización lanzó hace menos de un año en favor de la información y la democracia.

"Es un factor de optimismo. Estamos consiguiendo que, más de 70 años después de la Declaración Universal de Derechos Humanos, se ponga un marco en la era digital que establezca garantías democráticas para la información y la libertad de expresión", afirmó Deloire.

Por otro lado, consideró que a la vista del "número de dirigentes déspotas" que aparecen en las cumbres internacionales como las del G7 "hay razones para estar inquieto por el futuro del mundo, de la democracia, de la libertad de opinión y de expresión".

La presidenta de Amnistía Internacional (AI) en Francia, Cécile Coudriou, señaló que han pedido a Macron que recuerde ante el G7 que existe una declaración de la ONU para la protección de los defensores de los derechos humanos, y que sin embargo "demasiados estados hacen demasiado poco" para cumplirla.

A la espera del arranque de la reunión, un despliegue de seguridad sin precedentes en el que participan casi 20.000 agentes, 7.000 de ellos miembros de la Guardia Civil, Policía Nacional y Ertzaintza y otros 13.000 de las fuerzas francesas que actúan en territorio galo, mantenía el viernes blindada la frontera francoespañola en Irun con el objetivo de garantizar el desarrollo pacífico de la cumbre.

El dispositivo más imponente que han visto en las últimas décadas los habitantes de ambos lados del Bidasoa ultimaba sus preparativos horas antes de la llegada, prevista para el sábado, de los principales mandatarios de los siete países más industrializados del mundo (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Gran Bretaña y Japón).

De forma paralela, diferentes organizaciones sociales seguían desarrollando la "contracumbre" que arrancó el miércoles, y que se ha celebrado entre Irun y las localidades vascofrancesas de Baiona y Urrugne sin ningún tipo de incidente.

Etiquetas