Actualidad

HUELGA

Problemas en el espacio aéreo galo se unen al paro de Ryanair

Tranquilidad en la primera de las diez jornadas de huelga convocadas

Problemas en el espacio aéreo galo se unen al paro de Ryanair
Problemas en el espacio aéreo galo se unen al paro de Ryanair
EFE

MADRID.- La primera jornada de huelga de los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair de las diez convocadas por USO y Sitcpla, que transcurrió este domingo con tranquilidad, coincidió con retrasos generalizados en España y el resto de Europa por problemas técnicos en el espacio aéreo francés.

Aunque el problema registrado en el sistema de control aéreo francés está en fase de resolución, los retrasos que provocó en España podrían continuar.

En cambio, la huelga de los TCP en protesta por los cierres de las bases de Ryanair en Tenerife Sur, Lanzarote, Gran Canaria y Gerona previstos para el próximo 8 de enero, ha obligado a la "low cost" irlandesa a cancelar seis vuelos (Barcelona-Sevilla, Barcelona-Milán y Madrid-Santiago de Compostela, en ambos sentidos).

Además de informar en su web de las cancelaciones por huelga (6 ayer y 8 hoy), Ryanair comunicó que los problemas en el sistema de control francés podrían generar "largas esperas de hasta 3 horas" para autorizar la salidas de los vuelos o incluso cancelaciones de algunos, especialmente aquellos que vuelan sobre territorio francés.

Los seis vuelos cancelados eran los únicos no afectados por los servicios mínimos y en los que los trabajadores podían hacer huelga. La compañía explicó que los canceló previamente "para evitarse el bochornoso espectáculo de la cola de los pasajeros, pidiendo una recolocación", según la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO, Laura Estévez.

Sin embargo, los sindicatos aseguran que la aerolínea suprimió unilateralmente una conexión más Sevilla-Barcelona que figuraba como servicio mínimo y la notificó a Aena como huelga, antes incluso de que llegase la tripulación al aeropuerto, por lo que no fue por incomparecencia o incumplimiento de los trabajadores, y que un vuelo entre Tenerife-Einhoven ha salido con 45 minutos de retraso.

Asimismo, las organizaciones sindicales denunciaron que la aerolínea irlandesa está buscando "esquiroles" entre sus trabajadores de otros países para sustituir a los huelguistas en España. Según USO, Ryanair ha llevado a Málaga una tripulación belga, haciendo escala en Düsseldorf (Alemania), con la que pretende operar este martes vuelos desde la ciudad andaluza, y ha citado a seis trabajadores de Oporto (Portugal) para "esquirolear" la huelga en la base de Tenerife, pero estos se han negado a volar.

Los sindicatos además, denunciaron ante la Guardia Civil de Málaga la presencia de más personal de guardia del habitual en la sala de firmas del aeropuerto, sobrepasando los servicios mínimos.

Según estas fuentes, estas vulneraciones del derecho a la huelga se suman a otras presiones de Ryanair como el envío de encuestas a los TCP de algunas bases preguntado si iban a secundar el paro y si estaban dispuestos a trabajar de forma voluntaria en sus días libres.

RENFE CIFRA EN UN 0,7% EL SEGUIMIENTO DE LA HUELGA Y CGT EN EL 70%

Renfe cifró en un 0,7 por ciento el porcentaje de trabajadores que se sumaron a los paros parciales que CGT convocó ayer en la operadora, mientras que el sindicato elevó hasta cerca de un 70 por ciento el grado de participación en la movilización, que coincide con la "operación retorno" de las vacaciones.

La compañía ferroviaria detalló que solo 13 empleados se sumaron al paro del total de los que podrían haberlo hecho por no estar en servicios mínimos o de vacaciones, unos cerca de 2.000 trabajadores.

Precisamente, CGT señaló el periodo vacacional como uno de los posibles condicionantes del grado de adhesión al paro, además del alto porcentaje de los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento.

No obstante, tanto la operadora como el sindicato, minoritario en el comité de empresa, coincidieron en indicar a Europa Press que la jornada de paros se desarrolló sin incidentes y respetando el cumplimiento de los servicios esenciales. Estos servicios mínimos garantizaron la circulación del 78 por ciento de los trenes AVE y Larga Distancia habituales en una jornada normal, el 65 % de los de Media Distancia y entre el 50 % y el 75 % de los de Cercanías.

Etiquetas