Actualidad

CUMBRE CLIMÁTICA

Los países del COP25 agilizan la negociación e identifican posibles "cuellos de botella"

El desarrollo del artículo 6 del Acuerdo de París, que regula cómo funcionan los mercados de carbono, es uno de los escollos existentes

Los países del COP25 agilizan la negociación e identifican posibles "cuellos de botella"
Los países del COP25 agilizan la negociación e identifican posibles "cuellos de botella"
EFE

MADRID.- Las delegaciones oficiales que intervienen en la cumbre del clima COP25 de Madrid han agilizado durante los primeros días una compleja negociación y están identificando los posibles "cuellos de botella" que pueden complicar los acuerdos.

Aunque arrancó este lunes con la presencia de más de cincuenta jefes de Estado y de Gobierno, la cumbre climática ha entrado ahora en una fase muy técnica de negociación, antes del inicio, la próxima semana, del tramo ministerial.

Uno de los principales escollos, pendientes de resolver desde hace varios años, es el desarrollo del artículo 6 del Acuerdo de París, el que regula cómo funcionan los mercados de carbono, aunque la falta de consenso en Madrid no impediría la plena entrada en vigor del pacto.

Es uno de los aspectos más complejos y sofisticados del Acuerdo de París, y las partes han preferido siempre ralentizar la solución definitiva ante la falta de consenso; prefieren el "no acuerdo" al "mal acuerdo".

Fuentes conocedoras del transcurso de las negociaciones han subrayado que ya circula un primer borrador al respecto, aunque este está todavía muy abierto y deberá pasar varios filtros antes de ser debatido por los jefes de cada delegación y de someterlo al visto bueno de los ministros la próxima semana.

Sobre la mesa de las negociaciones estuvieron este miércoles los informes del panel intergubernamental de expertos IPCC que asesora a la ONU en materia de cambio climático, que se han hecho públicos durante los últimos meses y que alertaban de los efectos más catastróficos de la crisis climática.

Algunos países ya habían expresado su deseo de que esos informes, que este jueves volvieron a presentar en el marco de la COP25, no se incorporaran a las negociaciones oficiales.

Todavía está por comprobar el papel que va a desempeñar la Unión Europea (UE), reconocida por muchas partes como el motor que está empujando a la comunidad internacional a comprometerse con una mayor ambición climática.

La próxima semana y coincidiendo con el final de la Cumbre de Madrid, el Consejo Europeo tiene previsto aprobar un paquete de medidas para conseguir la neutralidad de carbono (cero emisiones) en el año 2050.

Sin embargo, las posiciones de todos los países europeos no están definidas, debido a la alta dependencia que muchos Estados del este tienen todavía del carbón y la necesidad de encontrar y habilitar fondos para que puedan hacer una transición que no resulte dramática.

Además de los informes del IPCC que se presentaron este miércoles en la sede de la COP, se pusieron sobre la mesa de los negociadores nuevos estudios igual de contundentes.

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, subrayó la necesidad de "cerrar" en Madrid el Acuerdo de París, pero incidió en que, aunque quedan "pocas cosas", es necesario avanzar para tratar de completarlas.

Y destacó la importancia de la cita de Madrid, que a su juicio abre "una nueva fase" que empezará oficialmente en 2020 en la que los países deben comprometerse a una mayor ambición climática y a una mayor y más rápida reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Etiquetas