Actualidad

FRAUDE

Treinta y dos detenidos por estafar 7,5 millones a la Seguridad Social

Se han denunciado varias irregularidades en empresas de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo y Mieres

Treinta y dos detenidos por estafar 7,5 millones a la Seguridad Social
Treinta y dos detenidos por estafar 7,5 millones a la Seguridad Social
S.E.

OVIEDO.- La Policía Nacional ha destapado en Asturias un fraude de 7,5 millones de euros a la Seguridad Social en una operación en la que han sido detenidas 32 personas relacionadas con empresas de sectores tan diversos como la restauración, el procesamiento de carne, la limpieza, la construcción o la educación.

Según ha informado este lunes la Jefatura Superior de Policía de Asturias, la investigación comenzó el pasado mes de marzo tras denunciarse varias irregularidades en empresas de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo y Mieres, cuyos responsables no pagaban los seguros sociales.

Los investigadores han constatado que, en algunos casos, se crearon sucesiones empresariales opacas y empresas pantalla que ocultaban los beneficios y el patrimonio de las sociedades investigadas para eludir el pago de las cantidades adeudadas.

Los 32 arrestados, a los que se les imputa la comisión de fraude de cotizaciones y prestaciones y un delito de insolvencia punible, son principalmente los administradores de las empresas implicadas, pero entre ellos también hay testaferros, algunos trabajadores que actuaban en connivencia e incluso familiares de los empresarios.

Uno de los grupos empresariales deudores investigados tenía encomendada la prestación de un servicio público para el procesado, conservación y comercio de carne.

Su administrador no efectuó el alta en la Seguridad Social de sus trabajadores hasta 2014 pese a que se hizo cargo de esta actividad en 2005.

Este detenido ha desarrollado su actividad durante años a través de sociedades adjudicatarias de concesiones administrativas supramunicipales en distintos puntos de la geografía asturiana y ha causado un perjuicio a la Seguridad Social que asciende a 3,3 millones de euros.

En otro caso, en el que la deuda ascendió a 154.200 euros, se descubrió la utilización de tres testaferros, uno de los cuales padecía una minusvalía psíquica reconocida del 65 por ciento que fue colocado por un familiar que era su cuidador no profesional a tiempo completo y "responsable en la sombra" de las empresas investigadas.

Otro empresario, cuya sociedad acumuló una deuda de más de 100.000 euros por el impago de seguros sociales de sus trabajadores, llegó a realizar el alta ficticia de su padre, que se encontraba gravemente enfermo e impedido para realizar cualquier actividad.

Pese a no pagar los seguros sociales de sus trabajadores, este empresario dio de alta a su padre con la base de cotización más alta posible para el posterior cobro de la pensión de viudedad máxima, "de la que posteriormente se lucraron sus beneficiarios".

Las empresas implicadas pertenecen a los sectores de restauración, hostelería, panadería, procesado de carne, limpieza, asesoría, ingeniería, construcción, climatización, calderería y educación, y el importe total defraudado asciende a 7.520.470,48 euros.

Etiquetas