Actualidad

INDICADORES ECONÓMICOS

El Euríbor vuelve a caer tras cinco meses de subidas y se colocará en el -0,2881% en febrero

Se trata de su primer ajuste a la baja de 2020 y que coincide con su cuarto aniversario en negativo

El Euríbor vuelve a caer tras cinco meses de subidas y se colocará en el -0,2881% en febrero
El Euríbor vuelve a caer tras cinco meses de subidas y se colocará en el -0,2881% en febrero
S.E.

MADRID.- El Euríbor, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, volverá a caer tras haber acumulado cinco meses consecutivos de subidas, y cerrará febrero en torno al -0,2881%, frente al -0,253% de enero.

Este viernes, último día de febrero, el Euríbor se ha colocado en el -0,311%, por lo que calculando la media con las otras 20 jornadas hábiles del mes, se puede extraer que cerrará febrero en torno al -0,2881%, lo que supone su primera caída mensual del año 2020 y que coincide con su cuarto aniversario en este terreno.

Esto supone que las hipotecas de 150.000 euros a 30 años con un diferencial de Euríbor +0,99% a las que les toque revisión experimentarán un abaratamiento de 145,32 euros en su cuota anual respecto al mismo mes del año pasado o, lo que es lo mismo, de 12,11 euros al mes.

El comportamiento ascendente del Euríbor a lo largo de todo 2018 y el final del programa de compras de activos del Banco Central Europeo (BCE) llevó a los analistas a descontar una próxima subida de tipos que condujese a la normalización monetaria y a pensar en que el indicador se acercaría a cero a finales de 2019 para volver en 2020 al terreno positivo.

Sin embargo, tras alcanzar un -0,108% en febrero de 2019, su tendencia positiva se vio interrumpida y el Euríbor comenzó a encadenar ligeros retrocesos que se volvieron más pronunciados en julio, después de que el BCE anunciase que los tipos se mantendrían hasta al menos junio de 2020 y dejase la puerta abierta a una nueva bajada.

Estos retrocesos llevaron al Euríbor a tocar un nuevo mínimo histórico del -0,356% el pasado mes de agosto. El índice comenzó a rebotar ligeramente desde entonces y en febrero ha vuelto a recuperar tendencia de caídas. Algunos han interpretado las subidas de los cinco meses anteriores como un mero ajuste.

BATIENDO RÉCORDS

La directora del canal digital hipotecas.com, Ruth Armesto, ha asegurado que el Euríbor lleva cuatro años "batiendo todos los récords". El principal indicador de las hipotecas variables se tiñó de rojo por primera vez en febrero de 2016, cuando registró un -0,008%.

Este dato, aunque muy cercano a cero, no hacía presagiar que el terreno negativo iba a ser un hábitat en el que se encontraría por lo menos durante cuatro años más.

"La verdad que nadie esperaba que el euríbor marcara cifras negativas durante un periodo tan largo de tiempo. Por lo menos, durante todo este año, seguirá la misma tendencia negativa", ha vaticinado Armesto.

La experta ha remarcado que es muy normal que el Euríbor siga en estos niveles tan bajos, ya que el pasado mes de diciembre el BCE reiteró de nuevo su compromiso de no subir los tipos de interés mientras no se alcance el objetivo de inflación.

CORONAVIRUS, CAÍDAS EN BOLSA Y PARÓN INMOBILIARIO

Por otro lado, el director de hipotecas de iahorro.com, Simone Colombelli, ha asegurado que el escenario actual, caracterizado por el parón del sector inmobiliario, las caídas en Bolsa e incluso el efecto del coronavirus, favorecerá que el índice se mantenga en negativo.

Durante los últimos años, el Euríbor ha demostrado ser muy sensible a las decisiones del BCE y al contexto económico internacional, por lo que ante la ausencia de cambios significativos en el escenario económico, lo más probable es que se mantenga en terreno negativo al menos durante 2020.

Colombelli cree incluso que seguirá bajando en los próximos meses y ve posible que vuelva a "regalar algún que otro récord histórico motivado por el contexto económico". "Esta noticia es muy buena para las personas que están hipotecadas en la actualidad, ya que van a ver como sus cuotas siguen bajando", ha remarcado.

Tanto Armesto como Colombelli, que se muestran muy prudentes a la hora de realizar una proyección a medio plazo, coinciden en que es posible que entre 2021 y 2022 empiece a aumentar un poco, aunque el dato seguirá muy próximo a cero.

Etiquetas