Actualidad

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

La vuelta a la calle de los niños, una esperada señal, llega con polémica

Se hará efectiva a partir del domingo 26 de abril y para menores hasta 14 años

La vuelta a la calle de los niños, una esperada señal, llega con polémica
La vuelta a la calle de los niños, una esperada señal, llega con polémica
EFE

MADRID.- La vuelta a la calle de los niños se espera desde hace tiempo como señal del principio del fin del confinamiento. Ha cambiado el día, que ahora será el domingo 26 de abril, y ha rectificado el Gobierno, después de las críticas unánimes a su primera comunicación, que circunscribía las salidas a acompañar a un adulto en los desplazamientos autorizados, como ir a comprar. Los 6,8 millones de menores de 14 años podrán finalmente dar paseos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tuvo que comparecer para salir al paso de la primera decisión dada a conocer por el Gobierno con la expresión "sabemos escuchar" y el compromiso de hacer públicas próximamente las recomendaciones que regularán esos paseos.

La salida de los niños ha sido en las últimas semanas uno de los principales debates en torno a las medidas intermedias antes de abordar el desconfinamiento cuando remita la epidemia.

Después de que lo reclamasen con insistencia diversas comunidades autónomas y que lo anunciara Pedro Sánchez el pasado fin de semana, la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, informó este martes de que los menores de 14 años podrían salir a la calle, pero no para dar un paseo, sino acompañando a un adulto en sus salidas autorizadas, que en su practica totalidad consisten en ir al supermercado, la farmacia o el banco.

La medida suscitó de inmediato numerosas críticas, que recorrieron de norte a sur las redes sociales con parada en las cuentas de líderes de todo el espectro político (del PP y Cs a ERC y Más País), presidentes autonómicos y alcaldes, y la demanda generalizada de una rectificación que permitiera paseos limitados en las proximidades del domicilio, como inicialmente se pensaba que iba a ser.

En su comparecencia tras el Consejo de Ministros, Montero no descartó que a lo largo de esta semana se puedan concretar otras medidas para relajar el confinamiento, entre las que figura como prioritaria la de salir para hacer deporte, demanda a la que se han sumado organizaciones de personas mayores, que reclaman que no se prolongue el aislamiento de los que no tienen patologías previas más que al resto de la ciudadanía.

En clave de desescalada, tanto el Gobierno como los técnicos del ministerio de Sanidad restaron este martes la importancia que en días pasados se dio a la macroencuesta de seroprevalencia, con test a más de 60.000 personas de toda España, para medir el nivel de inmunidad y cuyo inicio se ha vuelto a retrasar hasta la próxima semana por problemas técnicos.

Diversos estudios con modelos matemáticos ya han señalado que el porcentaje de personas que han desarrollado inmunidad podría ser como mucho de entre el 10 y el 15 por ciento de la población, lo que queda muy lejos de lo que se conoce como inmunidad de grupo, por lo que no podría marcar en exclusiva la pauta para programar el desconfinamiento.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, señaló este martes que la macroencuesta, que coordina el Instituto Carlos III con el apoyo del Instituto Nacional de Estadística (INE), no va a ser "el valor único" para el tránsito a la siguiente fase, aunque permitirá orientar y modular algunas medidas, incluso sin esperar a su finalización prevista para dentro de tres semanas.

Etiquetas