Actualidad

GOBIERNO DE FRANCIA

El gestor de la desescalada en Francia, Jean Castex, nuevo primer ministro

Édouard Philippe ha presentado este viernes su dimisión al presidente, Emmanuel Macro

El gestor de la desescalada en Francia, Jean Castex, nuevo primer ministro
El gestor de la desescalada en Francia, Jean Castex, nuevo primer ministro
EFE

PARÍS.- El conservador Jean Castex será el nuevo primer ministro de Francia, después de que el presidente, Emmanuel Macron, lo haya designado para sustituir a Édouard Philippe al frente del Gobierno, informó el Palacio del Elíseo.

Castex, que como alto funcionario ha ocupado varios puestos de segundo nivel en diversos ministerios, era el encargado hasta ahora de gestionar la desescalada del confinamiento por la crisis del coronavirus.

Macron apuesta por un perfil técnico, un hombre de la sombra que hasta hace unos meses apenas era conocido por el público, para dirigir el giro que quiere dar a su nuevo mandato en los dos años que quedan hasta las presidenciales.

El presidente anunció este viernes en una entrevista con la prensa regional de su país que afronta un nuevo periodo en el que su política será más social y que tendrá un componente más ecológico.

A principios del pasado abril, Castex recibió el encargo de diseñar la desescalada en Francia, lo que le obligó a dejar de lado la función que tenía, la de coordinar a las distintas administraciones implicadas en la organización de los Juegos Olímpicos de París de 2024.

Castex, nacido hace 55 años en el suroeste de Francia, también es desde 2008 alcalde de Prades, un municipio del los Pirineos Orientales, muy cercano a la frontera con España.

Siempre bajo etiquetas conservadoras, ha tenido varios puestos regionales, pero de forma intermitente había dado el salto a París para ocupar puestos de segundo rango, como el de secretario general adjunto de la Presidencia bajo Nicolas Sarkozy entre 2011 y 2012.

Muy apreciado por su capacidad de gestión, tanto entre políticos de derechas como de izquierdas, su nombramiento es interpretado como un paso al frente del propio Macron, que ha optado como primer ministro por un gestor más que por un político.

Philippe, que ha pasado tres años al frente del Gobierno, abandona el cargo con elevadas cuotas de popularidad.

DIMISIÓN

El primer ministro francés, Édouard Philippe, ha presentado este viernes su dimisión al presidente, Emmanuel Macron, que la ha aceptado, lo que ha abierto la puerta a una remodelación en el Gobierno.

Philippe y el actual equipo seguirán gestionando los asuntos corrientes hasta que se nombre un nuevo Ejecutivo, indicabs el Palacio del Elíseo en un comunicado.

La renuncia del primer ministro -la fórmula que se suele emplear en Francia cuando el presidente desea un nuevo Gobierno- no implica necesariamente que Philippe no pueda recibir el encargo de seguir al frente del Ejecutivo, aunque los medios franceses apuntan a que no continuará.

La remodelación gubernamental se daba por descontada tras la segunda vuelta de las municipales del pasado domingo, pero la llegada del nuevo equipo puede retrasarse todavía varios días.

Philippe fue elegido en esas elecciones alcalde de su ciudad, la portuaria Le Havre, cargo que debería de asumir mañana, sábado.

Macron, que admitió que cambiaría su Gobierno en una entrevista publicada este viernes en la prensa regional, se ha mantenido hermético en lo que se refiere a la suerte de Philippe.

El presidente ha manifestado en muchas ocasiones que desea dar un giro más social y medioambiental a su política para los dos años que le restan en el poder antes de las presidenciales previstas para la primavera de 2022.

El ahora primer ministro en funciones puede dar un paso atrás y consagrarse a la Alcaldía de Le Havre, puesto que ocupaba cuando Macron le eligió para dirigir su Ejecutivo tras su victoria en las presidenciales de 2017.

Etiquetas