Actualidad

CONFLICTO DEL SÁHARA

La crisis en el Sáhara divide a Mauritania entre lazos étnicos e intereses

Nuakchot mantiene oficialmente una posición neutral, pero el peso de Marruecos es cada vez mayor en la esfera comercial

La crisis en el Sáhara divide a Mauritania entre lazos étnicos e intereses
La crisis en el Sáhara divide a Mauritania entre lazos étnicos e intereses
EFE

NUACKCHOT.- La actual crisis en el Sáhara Occidental, que estalló tras el cierre por elementos del Frente Polisario del único paso terrestre entre Mauritania y Marruecos, ha puesto en evidencia la delicada situación de Nuakchot en el conflicto del Sáhara, en el que oficialmente mantiene una posición de neutralidad.

La historia contemporánea de Mauritania está ligada a la del Sáhara, pues en 1975, solo quince años después de su independencia, el país pasó a administrar el tercio sur del Sáhara Español (Río de Oro) tras los Acuerdos Tripartitos de Madrid, pero en 1978, incapaz de aguantar los embates del Polisario, lo cedió a Marruecos.

Desde 1978, Mauritania ha mantenido el complicado equilibrio de reconocer a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y mantener al tiempo unas relaciones cordiales con su poderoso vecino Marruecos; mientras que la población mauritana y la saharaui son étnicamente similares, el peso de Marruecos es cada vez mayor en la esfera comercial.

Por eso, el cierre del paso de Guerguerat, situado en la frontera norte de Mauritania, por un grupo de independentistas saharauis el pasado 21 de octubre llegó a asfixiar el mercado de frutas y verduras de Mauritania, que importa casi la totalidad de Marruecos vía terrestre.

La escasez de estos productos básicos y el aumento de precios molestó a los consumidores y puso en difícil situación al gobierno durante las tres semanas que duró el bloqueo (que fue desbaratado por una intervención del ejército marroquí). Según las últimas cifras oficiales publicadas por la Oficina Nacional mauritana de Estadística, las importaciones desde Marruecos alcanzaron un valor de 20 millones de euros durante el segundo trimestre de 2020, justo antes del cierre del paso.

Y pese a la situación de estancamiento generalizada por la acción de Polisario, Mauritania mantuvo oficialmente un perfil bajo para no romper su tradicional neutralidad.

Varios medios revelaron que Nuakchot realizó entonces gestiones extraoficiales para conseguir la reapertura del paso fronterizo, por el que también transitan hacia otros países de África Occidental los productos frescos procedentes de Marruecos.

Etiquetas