Actualidad

CRISIS ECONÓMICA

La covid arrasa con el turismo, que retrocede a cifras de hace 25 años

El sector ha perdido este año en torno a 100.000 millones del PIB y tiene en el aire 700.000 empleos por la pandemia

La covid arrasa con el turismo, que retrocede a cifras de hace 25 años
La covid arrasa con el turismo, que retrocede a cifras de hace 25 años
EFE

MADRID.- El coronavirus se ha cebado de manera especialmente intensa con los viajes y el turismo, que en este 2020 ha vuelto a las cifras que solía hace 25 años, lo que supone haber perdido en torno a 100.000 millones del PIB y tener en el aire más de 700.000 empleos, pero lo peor es que el final no se ve cerca.

La pandemia ha castigado con más fuerza a la economía española que a otras europeas, fundamentalmente por el mayor peso del sector turístico, que en 2019 generó el 12,4 % de la riqueza del país y el 12,9 % de todo el empleo. Es, entre los grandes del mundo, el país más dependiente del turismo, después de México, según el World Travel and Tourism Council.

El resumen es estremecedor: de recibir al cierre de 2019 un total de 83,7 millones de turistas extranjeros a unos 20 millones, si llegan, a cierre de este año; y de aportar casi 154.500 millones de euros al PIB, a quedarse en menos de 50.000 millones cuando termine 2020, según proyecciones de Exceltur. Pero detrás de las cifras macro hay personas. La brusca caída de la actividad amenaza a miles de empresas -con un tejido tan atomizado como el español en el que, aunque hay algunas compañías muy internacionalizadas, el grueso del sector está compuesto por pymes y micropymes- y a cientos de miles de familias, ya que a final de año están en juego 750.000 puestos de trabajo, entre desempleados y afectados por un erte, cuyo futuro es incierto. Todavía no hay datos del ejercicio completo, pero la última previsión del Exceltur apunta unas pérdidas de 106.000 millones de euros, que dejarían el PIB turístico (actividad directa más indirecta) en 46.431 millones, en los niveles del año 1995.

Las cifras de enero y febrero indicaban una cierta ralentización de las entradas de turistas extranjeros, sobre todo de algunos de los principales emisores como Reino Unido y Alemania -por los últimos coletazos de la quiebra de Thomas Cook- hasta el punto de que el sector asumía que en este ejercicio se rompería la racha de siete consecutivos de récords de llegadas.

"CEROS ABSOLUTOS"

En el caso español la aprobación del estado de alarma a mediados de marzo hizo que los meses de abril y mayo se saldaran con ceros absolutos en las entradas de turistas internacionales, una foto inédita en las estadísticas tras la que se esconde el drama de regiones enteras, como los archipiélagos, donde el turismo es casi un monocultivo.

Etiquetas