Actualidad

CORONAVIRUS

La vacuna de Moderna llegará a España en plena tercera ola de coronavirus

El país registra más de dos millones de contagios y la incidencia acumulada se dispara hasta 321

Illa reitera que el estado alarma actual es suficiente para parar contagios
Illa reitera que el estado alarma actual es suficiente para parar contagios
EFE

MADRID.- España recibirá la próxima semana las primeras dosis de la vacuna de Moderna, que se unirá a la de Pfizer, inyectada ya a 207.3232 personas, en plena tercera ola de la pandemia, con más de dos millones de contagios y la incidencia acumulada disparada hasta 321 casos tras las fiestas de Navidad.

Según los datos facilitados este martes por el Ministerio de Sanidad, las comunidades han notificado 42.560 nuevos positivos de covid-19, lo que eleva la cifra total de contagios a 2.024.904 y la de muertes a 51.675, con 245 más desde el martes.

Para la jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, María José Sierra, estas cifras confirman la tendencia ascendente de los contagios, y "como se preveía, continuarán en los próximos días".

Además, ha advertido de que cuatro regiones tienen una incidencia acumulada superior a 400: Extremadura, Madrid, Cataluña y Baleares.

Pese a ello, ha rechazado que se esté barajando un nuevo "confinamiento duro" de la población, aunque ha defendido la adopción de "medidas serias ante las actividades que sabemos que son un riesgo" para frenar los contagios, "como están haciendo ya las comunidades" y que, ha anunciado, se irán revaluando "si no funcionan".

Hasta el momento, han sido vacunadas contra la covid-19 207.323 personas, 67.984 más que los datos facilitados el martes, lo que supone un 27,9 por ciento de las 743.925 dosis entregadas a las comunidades autónomas, con Asturias a la cabeza, con un 60,7 por ciento de las dosis recibidas ya administradas.

Estas vacunas son las del laboratorio Pfizer/BioNtech, que comenzaron a ser administradas el 27 de diciembre en las residencias españolas, y a las que la próxima semana se unirán las de la estadounidense Moderna.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha avanzado este jueves que España recibirá en las próximas seis o siete semanas un total de 600.000 dosis.

Illa, que ha expresado "muchísima preocupación" por la evolución de los datos de la pandemia, ha asegurado que la llegada de esta nueva vacuna no altera el plan de vacunación fijado y se seguirá vacunando a los ciudadanos en función de los grupos poblacionales ya establecidos, empezando por los mayores y el personal sanitario de primera línea.

Además, ha avanzado que todas las comunidades alcanzarán "la velocidad de crucero" en la vacunación y que mantiene su pronóstico de que en verano un 70 por ciento de los españoles habrán sido inmunizados.

En cuanto a si se están vacunando en las residencias en las que hay brotes, María José Sierra ha asegurado que se está "técnicamente discutiendo e intentando llegar a un consenso muy concreto para hacer de manera homogénea lo mismo en todas las residencias".

La idea es que cuanto más se vacune, mejor, y si bien a aquellas personas que están contagiadas no se les puede administrar el fármaco, "en general, si no son brotes especialmente importantes", la tendencia "es pensar que es más beneficioso" vacunar en residencias para aumentar la inmunización de la población vulnerable lo antes posible.

"En cualquier caso, estamos trabajando en un protocolo concreto para definir estos aspectos", ha añadido Sierra.

Ante los problemas suscitados con la campaña de vacunación, el sindicato de funcionarios CSIF ha denunciado la "irresponsabilidad" y "falta de planificación" con que han actuado los gestores de Sanidad de las comunidades; y el de enfermería SATSE ha exigido que se haga todos los días para alcanzar en julio la inmunización del 80 por ciento de la población.

Las comunidades continúan ampliando sus restricciones para frenar los contagios de esta tercera ola tras el fin de las fiestas navideñas, como Castilla y León, que con una incidencia acumulada de 282, ha anunciado nuevas medidas que entrarán en vigor a partir de mañana con la extensión del cierre perimetral de forma indefinida y durante todo el estado de alarma.

Además, a partir del próximo 10 de enero en las provincias de Ávila, Segovia y Palencia no se podrán abrir locales de hostelería y restauración, excepto para servicio a domicilio o en terrazas, se cerrarán las grandes superficies comerciales, instalaciones deportivas y salas de apuestas y bingos durante las próximas dos semanas.

También el Gobierno de Murcia, comunidad que tiene una incidencia de 281 casos por 100.000 habitantes, ha ordenado el confinamiento de 22 municipios, entre ellos la capital y las otras tres poblaciones de más de 50.000 habitantes (Cartagena, Lorca y Molina de Segura) ante la situación de "riesgo extremo" en que se encuentran por el nivel de contagios de coronavirus.

Baleares, con una incidencia de 529 casos, ha anunciado que tomará medidas "realmente contundentes" en los próximos días si continúa el aumento de la covid-19 en las islas y no se logra una estabilización de la pandemia.

Por su parte, en Extremadura, que cuenta con 716 casos por cada 100.000 habitantes, ha entrado hoy en vigor el cierre de la hostelería y el comercio minorista en 16 municipios.

Etiquetas