Actualidad

Madrid bate récord de fiestas ilegales con 442 en un fin de semana

El vicepresidente de la Comunidad ha pedido al Gobierno de España que se involucre

Fiesta desmantelada en el barrio madrileño de Vallecas.
Fiesta desmantelada en el barrio madrileño de Vallecas.
EFE

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha pedido este lunes que el Gobierno de España "se involucre" y que la Policía Nacional y la Guardia Civil ayuden a evitar las fiestas ilegales, tras batir el récord en un fin de semana con 442 fiestas y reuniones en domicilios y locales de ocio.

Esta cifra solo fue superada durante el puente de la Constitución con más de 500 fiestas entre el viernes 4 de diciembre y el martes día 8, periodo en que los agentes hicieron un operativo especial para detectar botellones y fiestas en domicilios y locales.

"Nos preocupa que una minoría pueda echar al traste el esfuerzo de todos los madrileños y propicie una cuarta ola", ha dicho Aguado, que además ha pedido a la Delegación del Gobierno que "eche una mano" a la Comunidad para evitar estas reuniones donde se incumple la normativa anticovid.

En una de ellas, la Policía Municipal tuvo que rescatar el pasado sábado a una joven que quedó enganchada en la antena parabólica de una tercera planta tras caer desde la terraza del cuarto piso, donde participaba en una fiesta en el distrito de Ciudad Lineal.

La joven se encontraba junto con otras cuatro personas no convivientes, incluida su hermana menor de edad, consumiendo alcohol y drogas cuando se precipitó desde la terraza, quedándose enganchada a una parabólica de la que fue rescatada por un policía.

El sábado fue la jornada con más fiestas prohibidas, 191, mientras que el domingo los agentes intervinieron en 170 reuniones ilegales y el viernes en 81.

En todas ellas, los asistentes no llevaban mascarilla e incumplían el horario de cierre de establecimientos, además de saltarse la prohibición de congregarse en un domicilio personas no convivientes.

Entre las intervenciones destaca el desalojo la noche del viernes de un local en Puente de Vallecas donde se consumían bebidas alcohólicas, con 15 personas denunciadas.

Asimismo, el sábado fue desalojado otro local en Villaverde a las 00:00 horas con 65 personas por incumplimiento de la normativa anticovid.

En una de estas celebraciones en Puente de Vallecas los agentes encontraron en un local de copas a un bebé de cinco meses en un carrito acompañado de su madre.

La portavoz del Ayuntamiento y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, ha asegurado este lunes que la Policía seguirá actuando "con toda la contundencia" y proponiendo "todas las sanciones que sean necesarias" para evitar estas conductas, que "en la mayoría de los casos" se dan en "pequeños formatos", siendo las "macrofiestas" la excepción.

Los agentes suelen actuar tras recibir "denuncias vecinales", y "en la medida de lo posible se sanciona a todas las personas", si bien en "domicilios particulares las cosas son más complicadas", ha dicho.

"Probablemente, hayamos superado ya las 70.000 sanciones" por incumplimiento de las normas sanitarias desde que empezó el estado de alarma actualmente vigente, el pasado 25 de octubre, según Sanz.

Muchos jóvenes son captados por internet o fuera de los bares y discotecas por relaciones públicas que organizan estos eventos, que luego desaparecen tras llevarles al lugar de la fiesta y cobrar la cantidad indicada, aunque sin dinero efectivo porque las copas se pagan con el móvil.

Personas de nacionalidad francesa fueron desalojadas a comienzos de febrero en dos fiestas en domicilios organizadas en pisos turísticos, en las que había 63 personas sin mascarillas y sin respetar las medidas sanitarias.

Representantes vecinales del centro de Madrid denunciaron el 12 de febrero ante el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, que se estaban ofertando paquetes de viajes de 150 euros desde Francia para pasar un fin de semana de fiesta en un piso turístico de Madrid. 

Etiquetas